CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Clima: fuerte choque de Sorondo con Sirico
23 - 12 - 2015 - EMERGENCIA ANTROPOLOGICA - Ecología

La Pontificia Universidad de la Santa Cruz acogió un encendido debate entre Mons. Sánchez Sorondo, Canciller de la Academia Pontificia De Ciencias y de la Academia Pontificia De Ciencias Sociales, y el P. Robert Sirico, presidente del Acton Institute. La razón fue la peculiar tesis de Mons. Sorondo, que afirmó que "la opinión del Papa sobre el calentamiento global tiene el mismo rango magisterial que la enseñanza de la Iglesia sobre el aborto.". A lo que replicó Sirico: " Usar la palabra "magisterio" en ambos casos,  revela ignorancia".

 El intercambio de opiniones fue el punto álgido de una conferencia del Acton Institute en Roma el pasado 3 de diciembre. El obispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller tanto de la Academia Pontificia De Ciencias como de la Academia Pontificia De Ciencias Sociales, aseguró que las declaraciones expresadas por el Papa sobre la gravedad del calentamiento global en la encíclica «Laudato Si´» son enseñanzas magisteriales equivalentes a la enseñanza que afirma que el aborto es pecaminoso.
La conferencia, titulada «En diálogo con Laudato Si´: ¿pueden los mercados libres ayudarnos a cuidar de nuestra casa común?», se celebró en la Universidad Pontificia De La Santa Cruz con una asistencia de más de 200 personas, incluyendo a representantes de los medios de comunicación, profesores y estudiantes de las Universidades Pontificias.
La controversia surgió cuando el obispo Sorondo mencionó el «calentamiento global» en su discurso al decir que en la «Laudato Si´ » el Papa Francisco «denuncia, por primera vez en el Magisterio, las causas científicamente identificables de este mal, declarando que: `un importante número de estudios científicos indican que la mayor parte del calentamiento global de las últimas décadas se debe a la gran concentración de gases de invernadero emitidos principalmente como resultado de actividades humanas´». Más tarde abundó en este punto, diciendo que «la fe y la razón, el conocimiento filosófico y el conocimiento científico, se unen por primera vez en el Magisterio pontificio a través de la Laudato Si´.
Estos puntos fueron rebatidos en la presentación por el fundador y Presidente del Acton Institute, Padre Robert Sirico, que dijo que «es importante subrayar la distinción entre la dimensión teológica de la «Laudato Si´ » y sus afirmaciones empíricas, científicas y económicas». Lo explicó así:
«La Iglesia no pretende hablar sobre temas de economía y ciencia... con la misma autoridad con que lo hace cuando se pronuncia sobre cuestiones de fe y moral».
Citando el Compendio de La Doctrina Social Católica para apoyar sus afirmaciones, el Padre Sirico dijo:
«Cristo no encomendó a la Iglesia una misión en el orden político, económico o social; el propósito que le asignó fue religioso. ... Esto quiere decir que la Iglesia no interviene con su doctrina social en cuestiones técnicas ni propone ni establece sistemas o modelos de organización social. Eso no forma parte de la misión que Cristo le confió« (Compendio, 68).
Cuando en el turno de preguntas y respuestas que siguió a la conferencia, se le preguntó sobre el peso de las opiniones del Papa referentes al calentamiento global que aparecen en la «Laudato Si´ », el obispo Sorondo hizo la distinción entre las afirmaciones infalibles y las afirmaciones del «Magisterio Ordinario» del Papa. La distinción es importante porque las afirmaciones «ex-cathedra» son, en la enseñanza católica, «infalibles», esto es, nunca son erróneas y requieren de una adhesión total por parte de todos los católicos, mientras que algunas de las del «Magisterio Ordinario» pueden ser erróneas, pero son, no obstante, enseñanzas a los que los católicos deben someterse «con la mente y con la voluntad».
Sin embargo, incluso el afirmar que las reflexiones del Papa sobre el calentamiento global contenidas en la «Laudato Si´» son parte de su Magisterio Ordinario constituirían un serio desafío para todos aquellos científicos que han asegurado que el calentamiento global es un engaño.
Comparando las enseñanzas del Papa sobre el calentamiento global con las enseñanzas de la Iglesia sobre el aborto, el obispo Sorondo dijo que «el juicio debe ser considerado como parte del Magisterio, no como una opinión».
«El hecho de que el aborto sea un pecado grave», explicó, «es algo que forma parte del Magisterio Ordinario, y es Magisterio Ordinario porque no se demuestra mediante ninguna revelación». Por lo tanto, se asume como «doctrina moral», continuó diciendo, que incluso aunque la opinión mayoritaria diga lo contrario, aceptamos que el decir que «el aborto es un pecado grave» constituye Magisterio.
Esto llevó a un acalorado intercambio de opiniones con los presentadores de la conferencia, especialmente con el periodista Riccardo Cascioli, que mostró su objeción a la sugerencia de que los católicos deben someterse a pronunciamientos sobre «teorías científicas» en vez de sobre «fe y moral».
Mons. Sorondo replicó diciendo:
«Cuando el Papa ya ha asumido esto, forma parte del Magisterio de la Iglesia nos guste o no... Es Magisterio de la Iglesia de la misma forma que el que el aborto es un pecado grave es Magisterio de la Iglesia, tanto si gusta como si no.»
El caso es que el propio papa Francisco dice en la «Laudato Si´»: «La Iglesia no pretende zanjar cuestiones científicas ni reemplazar a la política», y asimismo afirma que su intención es «alentar a que haya un debate sincero y abierto» (párrafo 188). Sin embargo, el obispo Sorondo parecía oponerse a la posibilidad de rebatir las teorías sobre el calentamiento global.
Cuando Casciolo sugirió que los católicos podían seguir a su propia conciencia en asuntos de teorías científicas, Sorondo replicó: «Si usted fuera un científico y tuviera una (diferencia de) opinión seria», entonces podría seguir a su propia conciencia, «pero ya que es usted periodista, ¡haría mejor en seguir la opinión del Papa !». Cascioli le replicó al obispo que él, Sorondo, tampoco era un científico. a lo que Sorondo respondió: «Pero estoy en la Academia De Ciencias del Papa.»
Cuando el P. Sirico sugirió que hay otros expertos y científicos con opiniones diferentes sobre el tema del calentamiento global, Sorondo replicó:
«Pero usted no debe seguir a ésos, sino a los otros. También en la filosofía hay muchos filósofos. Pero el Magisterio de la iglesia sigue la filosofía del ser, de la persona. Hay muchos que dicen que la persona no existe. El Papa no les sigue... y yo digo que el que no les siga también es Magisterio.»
El P. Joseph Fessio, SJ, fundador de Ignatius Press, que obtuvo su doctorado en teología siendo alumno de Joseph Ratzinger antes de que éste fuera elevado al pontificado, ha asegurado a LifeSiteNews que «ni el Papa ni el obispo Sorondo pueden hablar sobre cuestiones científicas con autoridad indiscutible, por lo que usar la palabra magisterio en ambos casos es, cuanto menos, equívoco, y en cualquier caso revela ignorancia»
El P. Fessio advierte además que «equiparar una postura papal sobre el aborto con una postura sobre el calentamiento global es peor que una equivocación: lo que hace es dejar en evidencia a la Iglesia».(INFOCATOLICA)


lunes 18 de

noviembre de 2019

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013