CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Uruguay: Guía de educación sexual alternativa a la oficial
09 - 08 - 2017 - IGLESIA - Amrica

El arzobispo de Montevideo, Uruguay, cardenal Daniel Sturla, cuestionó la propuesta didáctica para el abordaje de la educación sexual en Educación Inicial y Primaria presentada esta semana por la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y anunció “una propuesta nueva que ya tiene su experiencia dada en colegios de América Latina." 

El arzobispo explicó que la guía de educación sexual alternativa que presentará la Iglesia se llama ‘Aprender a amar’, porque de eso se trata”. Tiene que ver con algo fundamental del hombre como el amor. Ese es el título de la propuesta, que tendrá una antropología cristiana de fondo, pero laica. No será religiosa”. “La guía de educación sexual elaborada por Primaria tiene como base la ideología de género, mientras que la iniciativa de la Iglesia Católica será laica”, subrayó el cardenal.

El cardenal Sturla aseguró que la propuesta se aplica en la educación desde hace 40 años y tiene como clave la no discriminación hacia personas.

“Hay un ideal de familia que es el papá, la mamá y los hijos. Este ideal muchos no lo viven pero la educación es para todos. No hay una discriminación a algún tipo de persona”, agregó.

La propuesta se presentará el 15 de agosto a las 11:00 en el Club Católico. Están invitadas las autoridades de la Educación.

Sobre la propuesta didáctica presentada por la ANEP, el cardenal Sturla había advertido que “plantea dificultades graves”, y defendió el derecho de los padres a educar a sus hijos, así como a la orientación asumida por el material didáctico, que supone una “imposición subrepticia”.

El arzobispo citó el artículo 41 de la Constitución de la República, donde se establece que los padres son los primeros responsables de sus hijos: “El cuidado y educación de los hijos para que éstos alcancen su plena capacidad corporal, intelectual y social, es un deber y un derecho de los padres. Quienes tengan a su cargo numerosa prole tienen derecho a auxilios compensatorios, siempre que los necesiten”, se puede leer en la Carta Magna.

La afirmación se contradice con uno de los postulados de la propuesta, que en su página 36 asegura: “Es importante comunicar a las familias que la educación sexual es un derecho de los niños, niñas y adolescentes, por lo cual los padres, madres y/o referentes familiares no pueden permanecer indiferentes a dicho derecho, aún cuando no coincida con sus valores y creencias”. “Esto no está bien”, declaró el purpurado, pues “en el Estado democrático, este tiene que velar para que los padres cumplan su patria potestad, pero no puede ponerse en el lugar de los padres y darle a esos chicos una educación que no es la que su familia considera conveniente”. Y agregó el arzobispo de Montevideo: “Esto es propio de los estados totalitarios pero no puede serlo de uno democrático”.

El segundo lugar el cardenal cuestionó que, “en un Estado laico, plural y democrático, se asuma una ideología determinada, como es la ideología de género” y si bien reconoció que hay un “trasfondo positivo” que consiste en “evitar las discriminaciones y todo lo que han sufrido las personas con diversa orientación sexual”, algo que también se procura vivir en la institución que representa: “La Iglesia no quiere discriminar a nadie, no se opone a ninguna persona, es casa de puertas abiertas y nunca ‘club de perfectos’. La Iglesia quiere estar cerca, como lo estuvo Jesús de aquellas personas que en su época se pudieron sentir discriminadas por cualquier situación, raza, color, religión, orientación sexual. No se discrimina”.

“Pero otra cosa es aceptar una ideología que se nos quiere imponer subrepticiamente. Y sobre esto la Iglesia -a través del Magisterio del Papa- formuló declaraciones de meridiana claridad contrarias a la ideología de género”, concluyó. 


martes 12 de

diciembre de 2017

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013