CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Sorondo defiende el "consecuencialismo moral"
18 - 03 - 2017 - VATICANO - Organismos

El obispo encargado por el Papa Francisco de dirigir la organización vaticana para promover la ciencia ha dado la vuelta al principio moral del «doble efecto» de una acción, de Santo Tomás de Aquino, afirmando en una entrevista que significa que «si el efecto positivo es mayor que el negativo, entonces puedes hacerla».

Esta novedosa interpretación (indistinguible de la herejía moral del consecuencialismo) podría ser la clave para entender por qué este obispo ha invitado reiteradamente a las conferencias que supervisa a enemigos de la Iglesia que promueven abiertamente los anticonceptivos, el aborto y el control forzoso de la población, todos ellos males condenados por la Iglesia.

Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo hizo el comentario mencionado en el contexto de defender una conferencia organizada por el Vaticano y supervisada por él donde los partidarios del control de la población por medio del aborto y los anticonceptivos hablaron sobre «salvar al mundo de los seres humanos». Mons. Sorondo, argentino y estrecho colaborador del Papa, es el Canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias y también de la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales.

Durante una entrevista con Jan Bentz para LifeSiteNews, Mons. Sorondo quitó importancia a la significativa intervención en la conferencia de partidarios del aborto y del control de la población como Paul Ehrlich (que incluso apoya el aborto forzado) y John Bongaarts.

El obispo defendió las invitaciones afirmando que la Academia Pontificia «escucha a todos» y tiene que «dialogar con todos»: «Una Academia tiene que escuchar a todos. Nuestros académicos ni siquiera son católicos. El Presidente no es católico», indicó. En ese sentido, varios han criticado la llamativa ausencia de católicos ortodoxos en la conferencia.

Mons. Sorondo defendió en particular la invitación a Ehrlich, diciendo: «Es un especialista en estas cosas. Por eso lo invitamos, porque es un especialista en estas cosas. Ha escrito un montón de libros sobre el tema, así que es un especialista».

Cuando se le preguntó por qué la Academia invitaba a enemigos de la Iglesia que promovían una visión del hombre y del mundo contraria a la doctrina católica, Mons. Sorondo se puso nervioso y, en lugar de responder a las preguntas, intentó ridiculizar la capacidad «racional» del entrevistador, antes de contratacar con su propia pregunta:

LSN: El propio [Ehrlich] ha escrito sobre su intención que desea la esterilización [para reducir la población]. […]

Mons. Sorondo: Tienes que cambiar tus criterios si quieres progresar en la vida. Necesitas dialogar con todas las culturas del mundo, como ha dicho el Papa. […] Y hemos alcanzado acuerdos que son muy importantes. [Nuestros colaboradores] quieren defender la libertad humana, la vida humana y la paz contra las nuevas formas de esclavitud. Y, gracias a la invitación a personas que su gente [de la organización próvida] no quiere que invitemos –Ban Ki-Moon, Geoffrey Sachs–, hemos logrado cosas sobre las que esos que defienden la familia siempre hablan pero nunca consiguen en absoluto.

En cambio, nosotros hemos conseguido… que los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible… Hemos establecido la meta 8.6 [sic, de hecho es la 8.7], que consiste en erradicar las nuevas formas de esclavitud. Y eso es más importante para la familia que todo lo que hacen ellos [los provida].

¿Comprende?

LSN: Vale, vale.

Mons. Sorondo: Tiene que entenderlo. Es importante que lo entienda. Es usted un ser humano racional y la razón debe tener prioridad sobre los prejuicios.

LSN: Bueno, yo también tengo un doctorado en filosofía, así que…

Mons. Sorondo: ¿En qué filosofía?

LSN: Santo Tomás…

Mons. Sorondo: Pues, con la razón Santo Tomás habló sobre el principio del «doble efecto». ¿Sabe lo que es?

LSN: Cuando cierta acción tiene un efecto que el agente de la acción no buscaba, entonces este efecto [secundario], por ejemplo, no está sometido a un juicio moral.

Mons. Sorondo: Bueno, es una forma complicada de decirlo. Es más fácil decir que, cuando una acción tiene dos efectos, si el efecto positivo es mayor que el negativo, entonces puedes hacerla.

LSN: No, ese no es el principio del doble efecto.

Mons. Sorondo: Entonces no ha entendido usted el principio del doble efecto. [...] Tiene que formar su mente. Y tiene que entender mejor a Santo Tomás.