CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Aumento de desocupados en la "empresa " del Papa
13 - 09 - 2016 - VATICANO - Organismos

Son muchas decenas de dirigentes y funcionarios que quedan sin trabajo, al suprimirse sus organismos. Entre ellos hay algunos obispos y un cardenal. Han sido noticia la fusión en dos nuevos dicasterios de seis órganos curiales anteriores. 

Desde el 1 de setiembre la primera consolidación unificó en un nuevo "dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida" las funciones desarrolladas hasta ese momento por el Pontificio Consejo para los Laicos y por el Pontificio Consejo para la Familia, con un mayor control sobre la Pontificia Academia para la Vida y sobre el Pontificio Instituto Juan Pablo II para Estudios sobre el Matrimonio y la Familia.

La segunda consolidación unificará a partir del próximo 1 de enero en un nuevo "dicasterio para el servicio del desarrollo humano integral" las funciones del Pontificio Consejo “Justicia y Paz”, del Pontificio Consejo "Cor unum", del Pontificio Consejo de la Pastoral para los Migrantes y los Itinerantes y del Pontificio Consejo para las Operadores Sanitarios.

Para presidir el primero de los nuevos dicasterios el papa Francisco ha llamado desde Estados Unidos a Kevin J. Farrell, obispo de Dallas e irlandés de nacimiento.

Mientras que como cabeza del segundo dicasterio ha colocado al cardenal Peter Kowdo Appiah Turkson, de Ghana, ex presidente del Pontificio Consejo “Justicia y Paz”.

También estos nombramientos han sido noticia, al igual que el de Vincenzo Paglia, ex presidente del Pontificio Consejo para la Familia, como presidente de la Pontificia Academia para la Vida y como gran canciller del Pontificio Instituto Juan Pablo II para Estudios sobre el Matrimonio y la Familia.

Por el contrario, el silencio envolvió a una gran masa de dignatarios vaticanos que han quedado sin trabajo – o en otras palabras, desocupados – luego de estas dos consolidaciones.

Para comenzar, no se sabe que hará finalmente el cardenal polaco Stanislaw Rylko, de 71 años de edad, presidente saliente del Pontificio Consejo para los Laicos.

Si no deseara volver a su patria para hacerse cargo de la diócesis de Cracovia en lugar del cardenal Stanislaw Dziwisz, de 77 años de edad, podría permanecer en la curia o quedar desocupado. En Roma, los eventuales cargos disponibles para su relocalización son el de prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, donde el cardenal Angelo Amato ha superado los 78 años de edad, o el de arcipreste de la basílica papal de Santa María la Mayor, donde el purpurado español Santos Abril y Castelló se acerca a los 81 años de edad.

Pero han quedado sin trabajo también el secretario y el subsecretario del difunto Pontificio Consejo para los Laicos, respectivamente el obispo alemán Josef Clemens, de 69 años de edad, ex secretario del entonces cardenal Joseph Ratzinger antes que lo reemplazara Georg Gänswein, y el español Miguel Delgado Galindo, de 53 años de edad, miembro del Opus Dei, cuyo actual destino de desocupado es idéntico al del paralelo subsecretario del ex Pontificio Consejo para la Familia, Carlos Simón Vázquez, de 50 años de edad, también español y también del Opus Dei.

Con el advenimiento del nuevo dicasterio para el servicio del desarrollo humano integral los desocupados son muchos más.

Quedarían sin trabajo:

- la "dama" Flaminia Giovanelli, de 68 años de edad, subsecretaria del Pontificio Consejo “Justicia y Paz”;
- el obispo indio Joseph Kalathiparambil, de 65 años de edad, secretario del Pontificio Consejo para los Migrantes, y el subsecretario del mismo, el scalabriniano Gabriele Ferdinando Bentoglio, de 54 años de edad;
- Giovanni Pietro Dal Toso, de 54 años de edad, secretario del Pontificio Consejo "Cor unum", y el subsecretario del mismo, el español Segundo Tajado Muñoz, de 56 años de edad, neocatecumenal;
- Jean-Marie Mate Musivi Mupendawatu, de 61 años de edad, secretario del Pontificio Consejo para los Operadores Sanitarios, y el subsecretario del mismo, el camiliano Augusto Chendi, de 58 años de edad.

Si después se observa al personal no directivo de los dicasterios ahora consolidados, la Santa Sede debe reubicar:

- 19 del Pontificio Consejo para los Laicos (1 clérigo y 18 laicos);
- 7 del Pontificio Consejo para la Familia (4 clérigos y 3 laicos);
- 16 del Pontificio Consejo “Justicia y Paz” (4 clérigos y 12 laicos);
- 14 del Pontificio Consejo para los Migrantes (5 clérigos, 2 religiosas, 7 laicos);
- 7 del Pontificio Consejo "Cor unum" (1 clérigo, 1 religiosa, 5 laicos);
- 9 del Pontificio Consejo para los Operadores Sanitarios (3 clérigos, 1 religiosa, 5 laicos).

Los 50 empleados laicos citados no deberían correr riesgos, porque el papa Francisco dijo muchas veces que jamás despedirá a padres y madres de familia. Pero distinto podría ser el destino de los 18 clérigos y de las 4 religiosas. Tanto unos como otras podrían volver de repente a sus respectivas diócesis o congregaciones de pertenencia.

Para conocer su destino – al igual que el de los 13 funcionarios del extinto Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (2 clérigos y 11 laicos) y de los 4 todavía en el organigrama en la hasta ahora ociosa prefectura para los asuntos económicos (1 clérigo y 3 laicos) – no queda más que esperar la publicación del próximo Anuario Pontificio, con el organigrama actualizada de toda la curia.

*

Luego del barrido de los seis Pontificios Consejos consolidados en los dos nuevos dicasterios, el único de los ex dirigentes que se mantuvo a flote es entonces el cardenal Turkson. En mucha menor medida Paglia, reconvertido a la tarea de poner en fila a los Institutos Juan Pablo II para los Estudios sobre el Matrimonio y la Familia, para que difundan el nuevo magisterio del papa Francisco aún cuando se desvíe – como el de la comunión a los divorciados que se han vuelto a casar – del defendido y propugnado por el santo pontífice de quien llevan el nombre. Un poco como sucede en los seminarios fundados y puestos bajo el nombre de san Pío X para defender del modernismo, que en un cierto punto comenzaron también ellos a difundir enseñanzas en su momento consideradas modernistas, aunque manteniendo el nombre de ese Papa.

Para finalizar, dos observaciones.

Por primera vez en la historia de la curia hay hoy dos dicasterios que han sido llamados oficialmente... dicasterios. Esta aparente tautología no ha sido explicada y no es claro si es definitiva o temporaria, en vista de la reforma orgánica de la curia que todavía no se ve a la vuelta de la esquina.

Pero es temporaria – literalmente: "ad tempus" – la asunción directa por parte del papa Francisco del gobierno de la anunciada sección de prófugos y migrantes del nuevo dicasterio para el servicio del desarrollo integral del hombre.

Se trata de una decisión absolutamente sin precedentes, tal como ha subrayado Andrea Tornielli en "La Stampa", mientras que no tiene fundamento la sugestiva idea lanzada por la agencia Zenit, según la cual la decisión tendría raíces en la reforma curial querida por Pablo VI, a quien le fue atribuida la intención de reclamar para sí el gobierno de algunas Congregaciones, como la del Santo Oficio y la de los Obispos. Aunque luego, en realidad, con la reforma montiniana sucedió exactamente lo contrario.

__________


Entre las oficinas curiales que han visto desaparecer su función está la Prefectura de los Asuntos Económicos, sustituida de hecho por la nueva Secretaría de Asuntos Económicos, presidida por el cardenal George Pell.

Pero inexplicablemente aquélla no ha sido suprimida. Sus dirigentes y funcionarios continúan en el cargo, incluido el secretario del organismo, el prelado español Lucio Vallejo Balda, condenado a 18 meses de reclusión a causa de la divulgación de documentos reservados:

> In prigione il segretario della prefettura. Ma hanno dimenticato di licenziarlo

__________


Traducción en español de José Arturo Quarracino,(CHIESA)