CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
¿Por qué eligieron una sala de concierto?
16 - 11 - 2015 - INTERRELIGIOSO - Musulmanes

Ocho yihadistas de fisonomía árabe pero hablando un francés sin acento empezaron a disparar causando más de 80 muertos el viernes por la noche en la sala Bataclan de París. 

Sucedió justo cuando el cantante Jesse Hughes, apodado musicalmente “The Devil” (“el Diablo”, dice que lo llaman así desde los 13 años) empezaba la canción "Kiss the devil" (“Besa al diablo”, aquí en YouTube), acompañado de su banda “The Eagles of Death Metal”.

Su letra dice así:

“Who´ll love the devil? Who´ll song his song?
Who will love the devil and his song?
I´ll love the devil. I´ll sing his song
I will love the devil and his song
Who´ll love the devil? Who´ll kiss his tongue?
Who will kiss the devil on his tongue?
I´ll love the devil”

Que se traduce así: “¿Quién amará al diablo, quién cantará su canción? ¿Quién amará al diablo y su canción. Yo cantaré su canción. Yo amaré al diablo y su canción. ¿Quién besará su lengua? ¿Quién besará al demonio en su lengua? Yo amaré al diablo”

¿Suena a culto satánico, como alguien podría llegar a señalar?

Puede parecerlo. Pero no lo es.

Los “Eagles of Death Metal” no hacen en realidad "death metal". Son más bien una banda de rock gamberro y peleón, que mezcla estilos, y que los críticos consideran que es casi paródica del género, que explota los tópicos rockeros de “chicos malos”, formada, sí, por hijos de rockeros, gente criada de gira en gira y en un ambiente artístico bastante caótico.

Hay en sus actuaciones mucha broma autoconsciente, mucha falsa transgresión en su música y puesta en escena, que busca sólo diversión. Y el público lo sabía: la prensa francesa recoge testimonios de los asistentes al concierto que dicen: “Íbamos a divertirnos, son divertidos, venían padres con hijos veinteañeros a reírse”.

 

“Eagles of Death Metal” no son en absoluto satánicos. De hecho, son cristianos. Más o menos, a su manera. Hughes, “el Diablo”, es el más devoto, o eso decía él mismo en una entrevista en vídeo en verano de 2015 en la publicación italiana SpazioRock en la que habla con pasión y entusiasmo de Jesucristo.

Esto es exactamente lo que explicaba en esa entrevista (a partir del minuto 6) sobre su fe, hablando incluso del tema de las religiones que usan terroristas suicidas:

»David y yo somos del sur de California y nos han criado enseñándonos a respetar a Dios. Yo probablemente soy el más devoto. Somos todos de mentalidad cristiana.

»En mi opinión, no ha habido persona más grande caminando sobre la tierra que Jesucristo. Jamás. Ni lo habrá. No es posible. Y con eso no voy contra nadie ni soy un chalado, sino que tiendo a dejar que los hechos determinen mis decisiones.

»Si me encuentras el esqueleto parlante de un mono parlanchín, estaré más dispuesto a creer en la evolución. Pero todos los eslabones que se necesitan… ¡faltan eslabones! No puedes probar la evolución basándote en la evidencia. ¡Son los hechos! Prefiero creer en un Tipo mágico que en monos mágicos.

»Y Jesucristo es quien nos enseña a ser los más compasivos, no hay ninguna otra religión en el mundo que te enseñe que el mayor amor que alguien puede mostrar es dar la vida por los amigos. ¡Ninguna lo dice! Puedes volarte por los aires para matar cristianos o puedes hacerte explotar para fastidiar a América... ¡no hay nada noble en eso!

»El mundo entero cambia gracias a Jesucristo. A veces hacen cosas malas en su Nombre, ¡las hacen impostores! Y Él las castiga jodidamente, como se merecen”.

Todos los músicos sobrevivieron al ataque
Todos los miembros del grupo musical salieron sanos y salvos del tiroteo de quince minutos y también de los yihadistas suicidas que se hicieron volar cargados de explosivos en el segundo piso.

Hay una línea de investigación que cree que algunos patrocinadores de los yihadistas insistían desde hace tiempo en la necesidad de causar una matanza en un espectáculo musical occidental. El comunicado de Estado islámico asegura que los objetivos se seleccionaron con mucho cuidado e intención.

Una investigación de la Guardia Civil española que se saldó el pasado junio con el arresto de un yihadista reclamado por España en Varsovia (Polonia) mostró que ya entonces buscaban atentar contra una sala de conciertos en Francia. El yihadista detenido en Varsovia con información del Instituto Armado, un hombre nacido en Marruecos pero con residencia en España, confesó la inminente llegada de otro terrorista a Europa procedente de Siria que tenía como destino Francia. Efectivamente, la Policía francesa avisada por la española, detuvo el 11 de agosto al citado yihadista procedente de Siria tras varias semanas sometido a vigilancia. Confesó a las autoridades galas que tenía planes de atentar contra una sala de conciertos en Francia, siempre según los medios galos.

El comunicado habla de que sus "guerreros" han "tomado la capital de las abominaciones y de la perversión, aquella que porta la señal de la cruz en Europa, París”. La abominación es para ellos lo "cristiano", la "cruz", lo "cruzado". El comunicado no menciona que buscaran combatir nada "satánico".

El comunicado de los yihadistas especifica aún más: "En Bataclan se dieron cita cientos de idólatras en una fiesta perversa". Es difícil entender la lógica de la secta yihadista, parece que simplemente condenan la diversión, igual que el rock está prohibido en Arabia y cualquier música en el Afganistán talibán.

En cualquier caso, intentar encontrar una conexión con lo demoníaco (más allá de la que pueda haber en todos los actos de matanzas que se cometen en la historia humana) se perfila como innecesario.
(Fuente: Religionenlibertad) 


lunes 18 de

noviembre de 2019

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013