CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Francisco defiende la alianza entre hombre y mujer
23 - 04 - 2015 - PAPADOS - Francisco

Audiencia general, comprensible la desconfianza de las mujeres, no al machismo y a la explotación del cuerpo femenino en los medios. Llamado por la Jornada Internacional de la Tierra

«El pecado genera desconfianza y división entre el hombre y la mujer» y la historia lo demuestra. Papa Francisco volvió a afrontar, en el ciclo de catequesis dedicado a la familia, el tema de la relación entre hombres y mujeres, citando ejemplos negativos, como las «múltiples formas de machismo en donde la mujer es considerada de segunda clase», la «instrumentalización y mercantilización del cuerpo femenino en la actual cultura mediática», la «epidemia de desconfianza, de escepticismo e incluso de hostilidad que se difunde en nuestra cultura, en particular a partir de una comprensible desconfianza de las mujeres». Jorge Mario Bergoglio concluyó esperando un «sobresalto de simpatía» para la necesaria «alianza» entre hombres y mujeres.


El Papa prosiguió la reflexión que había comenzado el miércoles pasado, con respecto al episodio bíblico del Génesis de la creación de Adán y Eva: «El Espíritu Santo, que inspiró toda la Biblia, sugiere por un momento la imagen del hombre solo (le falta algo), sin la mujer. Y sugiere el pensamiento de Dios, casi el sentimiento de Dios que lo ve, que observa a Adán solo en el jardín: está libre, es señor... pero está solo. Y Dios ve que esto “no está bien”, es como una falta de comunión, le falta la comunión, una falta de plenitud». Cuando finalmente Dios presenta al hombre la mujer, «el hombre reconoce exultante que esa criatura, y solo esa, es parte de él: “hueso de mis huesos, carne de mi carne”. Finalmente hay un reflejo, una reciprocidad», indicó Bergoglio, que después puso un ejemplo «para entender bien»: cuando una persona «quiere darle la mano a otra, debe tener a otro delante: si das la mano y no tienes a nadie, la mano se queda ahí, le falta reciprocidad».

La mujer, en la narración bíblica, «no es una réplica del hombre; viene directamente del gesto creador de Dios. La imagen de la costilla no expresa para nada inferioridad o subordinación, sino, por el contrario, que el hombre y la mujer son de la misma sustancia y son complementarios, y también que tienen esta reciprocidad». Por ello, indicó el Papa, «el hecho de que Dios plasme a la mujer mientras el hombre duerme, subraya justamente que ella no es de ninguna manera una criatura del hombre, sino de Dios. Y también sugiere otra cosa: para encontrar a la mujer y podemos decir para encontrar el amor en la mujer, pero para encontrar a la mujer, el hombre primero debe soñarla y luego la encuentra».


Para afirmar que «Dios deposita en el hombre y en la mujer una confianza plena, pero el maligno –dijo Francisco- pone en su corazón la sombra de la sospecha y la desconfianza, llevándoles a la desobediencia a Dios y a destruir la armonía entre ellos. Su relación empieza a verse asediada por mil formas de seducción engañosa, de humillación e incluso de violencia». El Papa explicó que todo esto ha ido aumentando la desconfianza entre el hombre y la mujer, «y la dificultad de una alianza plena, capaz de una relación íntima de comunión y de respeto de las diferencias. Al mismo tiempo, se ha ido desvalorizando socialmente la alianza estable y generadora entre ambos, lo que constituye una gran pérdida para todos».

Francisco exclamó: «¡Qué importante es que se revalorice el matrimonio y la familia!» Y argumentó, entre los aplausos de los fieles, que el ejemplo de Dios misericordioso, que cuida de ellos con ternura y amor paternal, «debe avivar en los creyentes la vocación y el compromiso de proteger y sostener esta alianza de vida y amor que Dios ha querido para el hombre y la mujer».


«La custodia de esta alianza entre el hombre y la mujer, incluso si son pecadores y están heridos, confundidos o humillados, sin confianza, es, pues, para nosotros los creyentes una vocación difícil y apasionante, en la condición de hoy», recordó el Papa. «La misma narración de la creación y del pecado, en su final, nos entrega un ícono bellisimo: “El Señor hizo al hombre y a su mujer túnicas de piel y los vistió”. Es una imagen de ternura hacia esa pareja pecadora que quedó con la boca abierta: la ternura de Dios por el hombre y la mujer. Es una imagen de custodia paternal de la pareja humana. Dios mismo cuida y protege su obra maestra».


Al final de la Audiencia, Francisco recordó que hoy se celebra la Jornada Internacional de la Tierra con un llamado: «Exhorto a todos a ver el mundo con los ojos de Dios Creador: la tierra es el ambiente que debemos custodiar y el jardin que debemos cultivar. Que la relación de los hombres con la naturaleza no esté guiada por la avidez, por la manipulación ni la explotación, sino que conserve la armoníadivina entre las criaturas y la Creación, en la lógica del respeto y del cuidado, para ponerla al servicio de los hermanos y de las generaciones futuras». Las próximas dos catequesis, como anunció el Papa la semana pasada, serán sobre «otros temas del matrimonio».(VATICAN INSIDER)


viernes 22 de

septiembre de 2017

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013