CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Experto islámico señala cómo desmontar el fundamentalismo
25 - 01 - 2015 - INTERRELIGIOSO - Musulmanes

La sugerencia de  la táctica de integración que deben tener en cuenta los gobiernos surge de la entrevista con el profesor indonesio Azyumardi Azra, que participó en el congreso del Pontificio Instituto de Estudios Árabes y de Islamística; sobre los atentados en París: «enfrentamiento entre dos fundamentalismos»

Los gobiernos europeos deben ponerse de acuerdo con las instituciones islámicas moderadas para programar cursos de formación dirigidos a imanes locales, que prediquen en las mezquitas en las lenguas nacionales. Esta podría ser, según el intelectual musulmán indonesio Azyumardi Asra, una vía para desmontar en Europa lo que, tras el atentado a la sede parisina de “Charlie Hebdo”, Azyumardi define «enfrentamiento entre dos fundamentalismos: por una parte, el radicalismo islámico; por otra, el ultra-liberal que promueve el derecho al insulto». Azyumardi, que dirige la escuela de postgrado de la Universidad estatal Syarif Hidayatullah de Jakarta, participó en el congreso que se llevó a cabo en el Vaticano “Estudiar y comprender la religión del otro”, promovido por el Pontificio Instituto de Estudios Árabes y de Islamística (Pisai), como parte de los festejos de los 50 años de su apertura en Roma. Columnista en el periódico indonesio “Republika”, el prof. ofreció su interpretación sobre las relaciones entre las civilizaciones y religiones que hoy, según algunos, están al borde del enfrentamiento frontal.

Profesor Azyumardi Azra, ¿qué le parece la relación entre Europa y el islam, después de las masacres en París?

La cuestión es bastante compleja. Algunos musulmanes usan la violencia, que nunca es justificable debe ser condenada sin dudar. La violencia no tiene nada que ver con el islam, que enseña la paz y la reconciliación. Claro, los musulmanes se sintieron ofendidos por las caricaturas publicadas, pero deben aprender a responder pacíficamente. Creo que los musulmanes deben llevar a cabo una especie de instrospección y evaluar el proprio comportamiento. Sobre todo porque el honor del Profeta Mahoma no sufre ningún daño con una viñeta. El acto de denigrar al Profeta no es ninguna novedad; incluso en vida lo insultaron. Estas consideraciones deberían inducir a los musulmanes a evitar recurrir a la violencia en caso de ofensa.


¿Por qué, en su opinión, los musulmanes europeos se dejar arrastrar por la violencia?

Hay que considerar diferentes aspectos: en Europa hay musulmanes que se sienten frustrados y enajenados, que no se han integrado en el tejido social y que dirigen sus miradas hacia los grupos violentos del Medio Oriente, como el Estado Islámico (EI). Es sorprendente saber que hay más de 6 mil musulmanes europeos que comparten la causa del EI, mientras en Indonesia, el país musulmán más poblado del mundo (pues tiene alrededor de 200 millones de habitantes, ndr.), tal vez haya unos cien. Esta es una consecuencia del fracaso de las políticas de integración.

¿Qué salidas sugiere?
Los gobiernos europeos, con los líderes e instituciones musulmanas, deben cuidar la formación de los imanes europeos. Europa, cooperando con el islam moderado, debe producir imanes propios y no importarlos de Arabia Saudita, Egipto o Paquistán. Los imanes importados no tienen la sensibilidad local, ni la cultura ni la lengua. Debe haber imanes encargados de las mezquitas que prediquen las lenguas europeas. Este paso es necesario. Todos, ciudadanos e instituciones, deben comprender los contenidos de la predicación.


El Primer ministro inglés, Cameron, habló de «derecho de ofender». ¿Qué piensa al respecto?
Creo que fue una declaración inútil y contraproducente. Cualquier insulto, se dirija a quien se dirija (a cualquier etnia, cultura, religión), no es un gesto ni bueno ni justo. Claro, somos libres, pero no está bien usar la propia libertad para insultar. El insulto genera conflicto, rabia, animadversión, tensión. Debemos relacionarnos con los demás respetando la libertad ajena y con el deseo de crear la paz, y no hostilidades. El insulto no es prudente: lo subrayó hasta el Papa, y es muy importante que los ciudadanos europeos lo reconozcan. Apoyar el derecho de insultar personas de diferentes culturas o religiones no es sabio, mucho menos en un mundo globalizado en el que existe una mezcla de pueblos y religiones.

¿No le parece que el islam tenga un problema con la blasfemia?
Hay leyes que tutelan la religión del vilipendio en los países musulmanes e incluso en algunas naciones europeas. Creo que las leyes sobre la blasfemia deben incluir a todas las religiones: hay que respetar la fe y los símbolos religiosos, y es correcto que los estados sean garantes y promotores de una reglamentación sobre esta materia, que tiene un gran impacto en los sentimientos de los pueblos.


¿Sigue siendo útil el diálogo interreligioso?
El diálogo es muy importante, sobre todo después de las tragedias de París, en diferentes niveles. El primero es dentro de cada religión: el diálogo entre los líderes y la base de creyentes debe aumentar. Y luego está el diálogo entre las religiones, que sirve para reforzar la mutua comprensión, para crear armonía y paz en el mundo. El tercer nivel de diálogo es entre los líderes religiosos y los gobiernos: a menudo los políticos, concentrados en el poder, no comprenden las religiones. Por ello es urgente mantener siempre canales de diálogo.

Como musulmán, ¿qué opina sobre los grupos como el EI?
En Indonesia la mayores organizaciones musulmanas han condenado al EI, que está denigrando y ensuciando el islam, acarreando muchos problemas para los musulmanes. Los musulmanes no deben seguir al EI. Su interpretación de la yihad islámica es errónea y está dañando al islam.


Y en Europa está surgiendo una cierta islamofobia…

La islamofobia en Europa crece debido a estos musulmanes que usan la violencia. Esto alimenta sentimientos anti-musulmanes, a menudo aprovechados por los partidos políticos de extrema derecha. Creo que ahora no hay ningún enfrentamiento entre civilizaciones o religiones, sino entre dos fundamentalismos: los musulmanes radicales, por una parte, y por otra los ultra-liberales, que pretenden poder insultar a todos. El camino adecuado está en medio: por ello Indonesia promueve una versión de la religión musulmana llamada “el islam de la vía de enmedio”: es el paradigma del islam indonesio, y sería muy saludable que se conociera y practicara en Europa. (VATICAN INSIDER)


lunes 18 de

noviembre de 2019

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013