CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Vocero vaticano analiza al Papa y su actividad
06 - 01 - 2015 - PAPADOS - Francisco

Para Francisco el 2015 será un año ajetreado. En marzo comenzará su tercer año de pontificado y una etapa de consolidación del aire renovador que ha producido en la Iglesia católica su elección como vicario de Cristo. En entrevista con el Vatican Insider el director de la sala de prensa de la Santa Sede, Federico Lombardi, habló sobre este momento histórico.

Han pasado casi 22 meses de pontificado pero parecen 10 años. ¿Es difícil seguir el ritmo del Papa?

Ciertamente se trata de un pontificado extremamente dinámico y diversificado. Si bien para él no estaba mínimamente prevista la elección, ha tomado muy en serio las indicaciones de los cardenales en el pre-cónclave y se ha empeñado en ponerlas en práctica. Vive su ministerio con una gran conciencia de su gracia de estado y que el señor le da fuerzas inesperadas desde el punto de vista espiritual y humano para cumplir su misión. A veces uno piensa que tendrá grandes preocupaciones a causa de los problemas, pero afronta todo con una enorme serenidad espiritual, con conciencia sobre la gravedad de las dificultades pero no con una actitud angustiada o agobiada.


Después la mediación papal en el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos algunos hablan de los “milagros de Francisco”. ¿No resulta exagerado?

Advierto dos elementos clave en esta presencia internacional de la Santa Sede. Por un lado existe una gran autoridad moral del Papa por el amplio seguimiento y atención popular que tiene. Esto no es fruto de poderes o propaganda, es fruto de su carisma. Los líderes mundiales no pueden ser indiferentes al hecho que el Papa se manifiesta como un personaje al cual los pueblos miran objetivamente con esperanza, con confianza, como una persona creíble.


¿Y el segundo elemento?

Luego está su don de relación personal. Al inicio no comprendía bien el concepto de “cultura del encuentro”, pero siguiéndolo comprendí que esta idea tiene eficacia, sea a nivel de los líderes religiosos o políticos que él encuentra, y a las relaciones entre los pueblos y naciones. Existe en él algo característico que te involucra y lo pone en la situación de empujar un paso más los procesos que han madurado en el tiempo. El Papa es un movilizador de personas, involucra a los líderes y los ayuda a dar pasos nuevos.


Un elemento adicional a la diplomacia vaticana.

La diplomacia hace un trabajo importante en materia de acercamiento entre los pueblos y las naciones, pero no alcanza a hacer todo y el culmen que permite alcanzar resultados nuevos es este salto personal, de valentía, que el Papa sabe suscitar y hacer más viva.

El 2015 será muy movido para el Papa, ¿no?

Tenemos delante la continuación del camino sinodal sobre la familia, que se vincula a la Jornada Mundial de las Familias de Filadelfia. El tema de la familia es el punto crucial puesto en marcha hasta ahora en este pontificado. Después habrá algunos viajes significativos, algunos ya en calendario y otros los podemos prever, aunque aún no fueron establecidos. El inminente de Asia, un viaje a América Latina y otro a Estados Unidos, cuyo programa aún debe ser delineado. El Papa habló muchas veces de África como un continente al cuál tiene pensado ir, pero existen ahora aspectos de organización a afrontar. En Europa él está y es probable que se mueva. Todos los continentes serán tocados, este año tendremos una presencia y una atención suya sobre muchas fronteras extremamente importantes.


También se espera una nueva encíclica.

Es verosímil que su publicación tenga lugar en el curso de los próximos meses, aunque no existe una fecha límite. Esta será importante en el marco del pontificado, considerando que el Papa nos explicó que se llama Francisco por la paz, los pobres y la custodia de la creación. La encíclica versará sobre este tercer tema, de los otros hemos ya escuchado mucho.


El Sínodo del año pasado estuvo marcado por encendidas polémicas. ¿Puede ser que exista miedo a la discusión y a los cambios, así como los propone el Papa?

Creo que se debe escuchar al Papa cuando invita a la discusión abierta, pero también cuando pide ser objetivos y ver cuáles son los verdaderos temas a afrontar. Honestamente yo estoy preocupado porque se analice seriamente –también con la ayuda de los medios- cuáles son las necesidades de las familias, por el bien de ellas y de la humanidad. Después existen puntos específicos sobre los cuales uno puede discutir, como la comunión o no a los divorciados vueltos a casar en ciertas condiciones. Pero sería absolutamente irresponsable reducir todo el camino sinodal de la Iglesia sobre los temas de la familia a un punto tan particular, absolutamente marginal desde el punto de vista numérico. Aunque para algunas personas es muy importante y eso se entiende.


¿Se podría perder el sentido final del debate?

Tomemos conciencia de qué estamos hablando: Nos preguntamos si el hombre y la mujer, en el mundo de hoy, pueden vivir juntos y construir una familia, si pueden generar hijos y prepararlos para el futuro, educarlos en un clima de amor. De esto se trata y de esto se debe hablar. Se requiere mucha responsabilidad de parte de todos en la Iglesia y de parte de los medios de comunicación, de cómo nosotros entramos en contacto con la prensa, para lograr que todo esto sea visto en su importancia y en su profundidad, sin perderse en polémicas y discusiones superficiales.

¿Puede ser que el Papa esté destinado a ser malentendido? Varios grupos y personajes dentro de la Iglesia han discutido acaloradamente por algunas de sus palabras o mensajes.

Esto es un problema eterno, es un problema de la vida de las comunidades y de la comunicación. Cuando yo hablo contigo puedo estar tentado a interpretar lo que tu me dices sólo en mi perspectiva, entenderlo mal y referirlo mal a los demás. A nivel más amplio este es el problema de la comunicación en la Iglesia y en la sociedad. Para nosotros los medios son esenciales, nosotros queremos que la prensa se involucre con la Iglesia en el evento sinodal, que no permanezca como algo que se desarrolla al interno de un lugar muy particular, sino que la gente conozca y que participe en la discusión. Quisiéramos también que, dado que hablamos del bien de la humanidad, la gente comprenda.


El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció públicamente que el Papa visitará su país este año, ¿usted confirma?

El Papa dijo que pretende hacer un viaje en tres países de Sudamérica en 2015, yo no puedo sino confirmar eso. Pero no es trabajo mío ahora dar detalles sobre un programa que debe ser formulado aún, yo digo las cosas cuando están listas para ser comunicadas en términos bastante precisos, de programas, de tiempos y de lugares. Por ahora sólo sabemos que el Papa tiene decidido hacer un viaje a tres países de América Latina. Sabemos también que el presidente Morales dice que Bolivia es uno de esos. Nada más.


Y sobre una posible visita a México…

Todos sabemos que existe un gran deseo de parte de los mexicanos, que han amado mucho a todos los papas y desean también ver a Francisco, pero sobre esto no tengo nada preciso para decir. El Papa es consciente de este deseo, ha sido invitado y lo tiene presente. Hay muchísimas cosas en las cuales el Papa debe pensar. Existe un deseo y es consciente de eso, él hará sus consideraciones.(Andres Beltramo Alvarez-VATICAN INSIDER)


martes 19 de

septiembre de 2017

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013