CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Lo que dice la prensa del documento del Sínodo de los Obispos
14 - 10 - 2014 - VATICANO - Sinodos

ABC habla de "acogida a las familias heridas"; El Mundo destaca que "la Iglesia se abre a los gays"; El País que "el Sínodo acoge a gais y nuevas familias"; y La Vanguardia dice que "La Iglesia aceptaría las parejas del mismo sexo si no se equiparan al matrimonio". Clarín de Buenos Aires "El Vaticano y una apertura sin precedentes sobre las parejas homosexuales". O Globo de Brasil : "Documento del Vaticano dice que gays tienen 'dones y atributos' ofrecer a la Iglesia". El Universal de México:"Documento del Vaticano desafía a la Iglesia a cambiar su actitud ante los gays"
 

Estos son los titulares y el enfoque inicial que dan a sus informaciones sobre el tema los principales diarios españoles en sus ediciones digitales:

ABC: "familias heridas"

El titular del diario ABC señala que "El Sínodo pide mejor acogida a las 'familias heridas' pues 'no supone debilitar la fe'". Y en el subtítulo añade que "refuerza el papel de los matrimonios y familias enteras 'en toda la praxis pastoral, superando ópticas individualistas'".

A continuación, informa de que "dejando atrás algunos miedos, la Iglesia católica abraza la acogida a todas las familias en situaciones difíciles, 'sin debilitar por ello ni su fe ni su testimonio de la indisolubilidad del matrimonio, sino manifestando de ese modo la caridad'. Al mismo tiempo, reforzará el papel de matrimonios y familias enteras en las actividades de espiritualidad y evangelización".

La Razón y El Periódico: "tienen dones y cualidades para ofrecer"

A pesar de que su línea editorial no suele coincidir en temas que generan debate en el seno de la sociedad, La Razón y El Periódico de Cataluña coinciden en el titular de su edición digital para informar sobre el documento del Sínodo: "El Sínodo: 'Los homosexuales tienen dones y cualidades para ofrecer'".

La Razón continúa informando de que "los participantes en el Sínodo de los obispos consideran que los homosexuales “tienen dones y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana”, pero se interrogan sobre cómo encontrar una camino realista de acogida. Así se lee en la “Relatio post disceptationem”, documento resumen de todas las intervenciones de la pasada semana y que el relator general del Sínodo, el cardenal húngaro Peter Erdö, presentó hoy ante la asamblea extraordinaria de obispos.

Por su parte, El Periódico añade en un subtítulo que "pese este reconocimiento, los obispos consideran que estas uniones 'no pueden ser equiparadas' a las heterosexuales".

"Los participantes en el Sínodo de los obispos consideran que los homosexuales 'tienen dones y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana', pero se interrogan sobre cómo encontrar una camino realista de acogida. Así se lee en la 'Relatio post disceptationem', documento resumen de todas las intervenciones de la pasada semana y que el relator general del Sínodo, el cardenal húngaro Peter Erdö, presentó este lunes ante la asamblea extraordinaria de obispos. En el capítulo dedicado a este asunto, los obispos se preguntan: ¿estamos en grado de recibir a estas personas, garantizándoles un espacio de fraternidad en nuestras comunidades?, ¿nuestras comunidades están en grado de serlo, aceptando y evaluando su orientación sexual, sin comprometer la doctrina católica sobre la familia y el matrimonio?"

EL PAÍS: "acoger a gais y nuevas familias"

El diario El País titula al respecto que "Francisco logra que el Sínodo acoja a gais y nuevas familias". Y añade en dos subtítulos que "los homosexuales tienen dones y cualidades que ofrecer a la comunidad cristiana" y que "El papa Francisco trata de abrir la Iglesia a las nuevas formas de familia"

En un primer párrafo añade que "poco a poco, sin los volantazos que algunos desearían ni el inmovilismo por el que otros suspiran, el papa Francisco está llevando a la Iglesia católica al terreno de la tolerancia. El cardenal húngaro Péter Erdö ha presentado un resumen de las 265 intervenciones pronunciadas durante la primera semana del Sínodo de los obispos sobre la familia, y la primera conclusión es que la Iglesia, tan proclive a mandar al infierno a aquellos que viven en pecado, está trabajando duro por acercarse a quienes hasta ahora –homosexuales, parejas de hecho, divorciados vueltos a casar— están y se sienten excluidos.

El Mundo: "La Iglesia se abre a los gays"

Por su parte, el periódico El Mundo destaca en su titular digital que "La Iglesia se abre a los gays". En dos subtítulos agrega que "los obispos animan a las diócesis a acoger 'los valores familiares' de estas uniones", y que "el borrador afirma que los homosexuales 'tienen cualidades para ofrecer a la Iglesia'".

"Francisco ya rompió moldes cuando al hablar de los gays se descolgó con el ya histórico: '¿Quién soy yo para juzgar a nadie?'". Pero ayer el Vaticano dio un paso de gigante en la apertura al reconocer en un documento oficial que los homosexuales 'tienen dotes y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana' y destacar 'lo positivo' que hay en las parejas de hecho". El terremoto se ha materializado en la 'relatio post disceptationem', el borrador del documento final del sínodo que desde hace una semana reúne en Roma a obispos de todo el mundo para debatir sobre los retos de la familia", agrega en la información.

La Vanguardia: "si no se equiparan al matrimonio"

El diario La Vanguardia da un matiz diferente a los anteriores al titular que "La Iglesia aceptaría las parejas del mismo sexo si no se equiparan al matrimonio". Y agrega en un subtítulo que "Monseñor Bruno Forte, secretario general del Sínodo de la familia, explica que la iglesia está en contra de la terminología"

En la información señala que "la Iglesia católica no se opone a la legalización de la unión de las parejas del mismo sexo siempre y cuando no esté equiparada al matrimonio, dijo hoy monseñor Bruno Forte. 'La Iglesia está contra el uso de la misma terminología' para las uniones homosexuales y heterosexuales dijo Forte, secretario general del Sínodo de la Familia que se celebra estos días en el Vaticano. Respecto al divorcio, los participantes reconocen la necesidad de tomar 'opciones pastorales valientes' sobre situaciones familiares difíciles, como la de los divorciados, según el documento resumen de todas las intervenciones de los obispos".
(FORUM LIBERTAS)

Clarin de Buenos Aires:  Un documento difundido hoy en el Sínodo Mundial de las Familias, que entró en la fase final de sus deliberaciones, que concluirán el domingo, contiene admisiones sin precedentes de la "realidad de las familias" católicas, destacando los aspecto "positivos" entre parejas en concubinato, homosexuales y divorciados, pidiendo además respeto por las decisiones de las parejas sobre el control de la natalidad.

El cambio más audaz se refiere a la unión de parejas del mismo sexo, aunque rechaza en forma terminante la equiparación a un matrimonio. El teólogo Bruno Forte, que habló en la rueda de prensa, dijo que "me parece claro que un ser humano involucrado en diversas experiencias tiene derechos que deben ser protegidos". Aludía a las relaciones permanentes de parejas del mismo sexo. La agencia alemana Dpa tituló su despacho así: "El Vaticano abre la puerta a la legalización de parejas del mismo sexo".

Tras la primera fase del Sínodo Extraordinario que comenzó el domingo 5, con 240 intervenciones de los 257 participantes, de los cuales 191 son padres sinodales con derecho a voto, hoy se inició el trabajo de los "grupos menores", divididos en diez grupos, que elaborarán el documento final tomando como base la "Relación tras el debate" que resumió las orientaciones de los debates generales.

El cardenal húngaro Peter Erdo, relator del Sínodo, fue el encargado de presentar la "Relación tras el debate", que contiene novedades muy significativas.

Hay que recordar que este Sínodo Extraordinario convocado por Francisco hará solo propuestas y será complementado por un Sínodo Ordinario sobre la Familia, donde se tomarán las decisiones acerca la base de las propuestas que se votarán este fin de semana en un documento presentado al Papa argentino.

De hecho los dos Sínodos se presentan como uno de los momentos más importantes de este pontificado de grandes cambios que lidera Jorge Bergoglio. Muchos consideran que ambas asambleas constituyen una especie de Concilio temático sobre la familia, célula fundamental de la vida católica para 1200 millones de bautizados.

En la "Relación tras el debate", el cardenal Erdo dedicó especial "atención a las parejas del mismo sexo". Señaló que ellas "tienen dones y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana: ¿Estamos en grado de recibir a estas personas garantizándoles un espacio de fraternidad en nuestras comunidades?".

El documento señala ademas que "sin negar las problemáticas morales relacionadas con las uniones homosexuales, se toma en consideración que hay casos en que el apoyo mutuo, hasta el sacrificio, constituye un valioso soporte para la vida de las parejas. Además la Iglesia tiene atención especial hacia los niños que viven con parejas del mismo sexo, reiterando que en primer lugar se deben poner siempre las exigencias y derechos de los pequeños".

El cambio respecto a la posición tradicional de la Iglesia frente a la homosexualidad luce enorme. Hasta ahora era considerada un "intrínseco desorden" y en otros tiempos el delito de sodomía era castigado por la inquisición con la pena de muerte con la pira en la plaza pública.

Aunque en el pasivo del Sínodo queda la exclusión de los jóvenes en los testimonios (ninguno participó como auditor), un tema que según todas las encuestas les interesa vivamente es el del uso de los anticonceptivos. El documento que leyó el Relator del Sínodo sobre la "trasmisión de la vida" y el desafío de la disminución de los nacimientos, invitó a descubrir "el mensaje de la Enciclica Humanae Vitae de Pablo VI (que será beatificado el domingo al concluir la asamblea mundial), en que se subraya la necesidad de respetar la dignidad de la persona en la evaluación moral de los métodos de regulación de la natalidad".

Estas palabras son ambiguas pero parecen abrir el debate acerca de una mayor flexibilidad de la Iglesia en el uso de los anticonceptivos, que reclaman también muchos matrimonios católicos, como destacó una pareja de auditores brasileños que testimoniaron ante los obispos del Sínodo.

En la Relación leída por el cardenal Erdo se anunció que el Sínodo Mundial Ordinario de octubre de 2015, que adoptará las decisiones finales, se titulará: "La vocación y la misión de la familia en el mundo contemporáneo".

La apertura sin precedentes hacia las vidas reales de los católicos "muestra claramente que el Sínodo atiende las experiencias complejas y busca tratarlas con misericordia, como hizo Jesús, dijo el escritor jesuita James Martin.

El documento "tras el debate" que ahora consideran los diez "grupos menores" divididos en tres idiomas, los obispos dijeron que se debe aceptar "la realidad positiva de los casamientos civiles e incluso las convivencias, para ayudar a la pareja a comprometerse eventualmente en el matrimonio religioso.

Al parecer en el Sínodo se impuso la idea de aplicar el concepto teológico de la "ley del paso gradual" en las situaciones familiares difíciles, para estimular a los fieles a dar un paso por vez en la búsqueda de la santidad.

La Relación no tomó partido en la cuestión de los divorciados vueltos a casar. Mientras una amplia ala conservadora quiere dejar las cosas como están en nombre del matrimonio indisoluble por voluntad divina, los aperturistas, encabezados por el Papa Francisco, proponen volver a admitir a los católicos en esta "situación irregular" a los sacramentos a través de un camino penitencial, manteniendo la integridad del matrimonio religioso sacramental, pero quitando el severo castigo que existe hoy al excluir a los responsables de la comunión litúrgica.

El documento pide nuevas formas "valientes" de atender a las familias, especialmente a las que han sido "dañadas" por un divorcio. Por otra parte, la Relación promueve también la aceleración de los procesos de nulidad matrimonial, en la línea de Jorge Bergoglio que creó una comisión especial para este tema hace poco.

Francisco en la misa cotidiana matinal que celebra en la Casa de Santa Marta pidió a los fieles a estar abiertos "a las sorpresas de Dios".


martes 15 de

octubre de 2019

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013