CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Pell: «Una Iglesia pobre no significa ineficiente o con las cajas vacías»
07 - 08 - 2014 - VATICANO - Organismos

El Papa Francisco quiere «una Iglesia pobre y para los pobres»,  pero esto "no significa una Iglesia chata o ineficiente, o disponible a ser saqueada». Palabra del cardenal australiano George Pell, “súper-ministro” vaticano de Economía, que en una entrevista al Catholic News Service explicó el rumbo que está asumiendo la gestión de las finanzas vaticanas con la reforma impulsada por Papa Bergoglio.

«Diría que estamos tratando de poner en juego el mejor panorama de prácticas de gestión a disposición –explicó Pell. Hay normas internacionales para la contabilidad y la gestión del dinero. Aquí no era como si no hubiera nada, obviamente. La Santa Sede tiene puntos de fuerza financieros muy importantes. Pero estamos introduciendo aquí todos los sistemas y procedimientos apropiados, prudenciales, que son aceptables en todo el mundo».


El prefecto para la Economía cita como ejemplo los «auditores periódicos». «Antes de que acabe el año –anunció– esperemos nombrar un revisor que será completamente independiente y a quien cualquiera podrá recurrir. Estamos aclarando todavía más lo que llamo el principio “de los cuatro ojos”, para que cada fragmento significativo de actividad no pueda ser conducido por una sola persona. Agilizaremos y mejoraremos los procedimientos para el balance, y esperamos restituir, dentro de los parámetros financieros, una cantidad de autoridades para las diferentes congregaciones y consejos. Nada de todo esto es ciencia balística, pero somos conscientes de que cuando las personas donan a la Iglesia esperan que su dinero sea usado con sabiduría, para buenos objetivos. A menudo las organizaciones crecen y los sistemas que eran adecuados en el pasado podrían ya no serlo más para el futuro».


El cardenal Pell explicó al Cns que debe responder «directamente al Papa», «pero el Consejo es el órgano que toma las decisiones». «Yo no puedo tomar iniciativas que ellos no hayan propuesto o no hayan convalidado –insistió. Es algo como un Senado universitario, por lo que el director general de la universidad debe convencer al Senado, y este es perfectamente capaz de dar una dirección explícita al director general. Una vez más, este es otro ejemplo de la división de poderes, la difusión de la autoridad, por lo que sería completamente imposible para una sola persona, y me incluyo, tener una especie de control dictatorial».


Pell respondió afirmativamente a la pregunta sobre el origen de la reforma, si responde o no al énfasis evangélico de la «Iglesia pobre y para los pobres» y si la Iglesia necesita poner en orden sus asuntos para ser creíble cuando pide caridad y justicia social. «Según lo que me dijo un líder protestante de los Estados Unidos, él rezaba por nosotros para que fuéramos un modelo y un buen ejemplo, y no la causa de escándalos ocasionales. Y estoy de acuerdo con ello. Pero, si vamos a ayudar a los pobres, necesitamos los medios, y entre mejor nos ocupemos de nuestras finanzas más obras buenas podremos hacer. Recuerdo el comentario de Margaret Tatcher, que el Buen Samaritano, si no hubiera sido un poco capitalista (pues tenía su negocio), no habría podido ayudar. Podemos hacer más si generamos más».(VATICAN  INSIDER)