CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
¿Está desarrollando el Papa Francisco un astuto plan de comunicación?
28 - 07 - 2014 - PAPADOS - Francisco

¿Por qué está optando por jugar en el propio terreno de los medios de comunicación liberales? Los medios de comunicación del sistema han identificado erroneamente al Papa Francisco como el alumbramiento de una nueva era de la religión católica “progresista”.Sin embargo su verdadero objetivo es la restauración de una perspectiva más esencial en el cristianismo, según los documentos más formales y lo que se puede ver de su historia en Argentina.

Algunas personas hablan del Papa Francisco – algunos con admiración, otros no – como si él no fuera católico en absoluto, sino un intruso liberal decidido a desmantelar algunas de las enseñanzas morales fundamentales de la iglesia. Los conservadores lo consideran como un showman peligroso, indiferente a las consecuencias de hablar demasiado, deslumbrado para vender una popularidad fácil.

Más de unos pocos en la iglesia están confundidos, pero siguen siendo leales y obedientes porque el Papa, el sucesor de Pedro, es guiado por el Espíritu Santo.

Hay otros que lo ven como un pontífice con un plan astuto, operando una ambigüedad constructiva diseñada para tomar a los enemigos de la iglesia con la guardia baja y confundirlos. Si esto es correcto, nos está dando a todos, una clase magistral de teoría de la comunicación.

A las pocas semanas de su elección, él empezó a decir cosas que parecían en abierta oposición a la doctrina de la Iglesia sobre temas candentes como la homosexualidad, el aborto, las mujeres sacerdotes y el celibato clerical.

Estas declaraciones, junto con lo que se interpreta como una posición de tendencia izquierdista en la economía, han convertido al Papa Francisco en el niño mimado de los medios de comunicación liberales y la nueva ‘esperanza blanca’ de los católicos “progresistas”. El Papa Francisco, quien insiste en que él es “un hijo de la Iglesia ‘, atrae a grandes multitudes cada vez que aparece, y es descripto como “un soplo de aire fresco”, incluso por los periodistas agnósticos. Y a decir de todos, hay un flujo constante de católicos alejados de nuevo en los bancos de la iglesias y en los sacramentos.

Es interesante que, invariablemente, las observaciones que más se habla de este Papa se han producido en los comentarios ‘sacados de la manga’ o entrevistas, en lugar de discursos formales o declaraciones preparadas a la manera de sus predecesores.

En su mayor parte, se ha limitado a entrevistas con periódicos italianos, lo que es un poco extraño para el líder de una iglesia global. Pero el Papa Francisco habla muy poco Inglés, pero es fluido en italiano y español. En varias de las entrevistas sonadas, su interlocutor fue el mismo periodista italiano Eugenio Scalfari, de 90-años de edad, co-fundador del principal periódico socialista La Repubblica.

La semana pasada, el Papa Francisco estuvo en los titulares una vez más como resultado de los comentarios en otra entrevista con Scalfari, esta vez sobre el celibato del clero y los escándalos de abuso infantil. El Papa habló del abuso infantil como “una lepra en nuestra casa”, y citó estadísticas internas de la iglesia que sitúan la proporción de pedófilos entre el clero católico en un dos por ciento. Anunció su intención de enfrentar el problema “con la severidad que requiere”.

Traducciones del artículo sugirieron también que el Papa ha recordado que el celibato se adoptó hace 900 años, después de la muerte de Jesús, y señaló que la Iglesia oriental permite a sus sacerdotes que se casen. “Definitivamente es un problema, pero no uno importante”, habría dicho. “Esto necesita tiempo, pero hay soluciones y voy a encontrarlas”.

Una vez más, el Papa Francisco fue noticia mundial. En innumerables informes sobre la entrevista en todo el mundo, se hicieron conexiones entre esta última declaración sobre el celibato y reflexiones anteriores sobre la homosexualidad, el aborto y otros asuntos polémicos.

Si el objetivo del Papa era mantener la olla hirviendo, sin duda se puede decir que ha tenido éxito.

Eugenio Scalfari es ateo, el anciano ícono del periodismo liberal italiano. Esto en sí mismo provoca una pregunta interesante: ¿por qué el Papa opta varias veces en hablar a través de alguien que no ha hecho ningún secreto de su incredulidad personal, que tiene un conocimiento limitado de los matices de la teología católica y que publica en un periódico que defiende una fuerte ideológica antagonismo hacia la Iglesia?

Aún más interesante es que Scalfari no ha utilizado ni un cuaderno, ni una grabadora en cualquiera de las tres entrevistas que ha llevado a cabo con el Papa Francisco. Al parecer, de acuerdo con los deseos del Papa, las entrevistas se han escrito sobre la base de los recuerdos de Scalfari de sus largas conversaciones. Parece un método innecesariamente peligroso – a menos que la ambigüedad resultante y las posibilidades de confusión sean los riesgos que el Papa Francisco no está del todo infeliz en tomar.

Y por otro lado, ¿por qué sigue insistiendo con la misma metodología cuando desde mismo dentro de la iglesia han tenido que salir a corregir cosas – en algunos casos a apagar incendios – que Scalfari dijo que expresó el Papa?

Hasta el momento en que se convirtió en Papa, nada de lo que había dicho el cardenal Bergoglio lo sugería como un “progresista”. Por el contrario, había estado durante mucho tiempo en guerra con los políticos en su natal Argentina por su decisión de liberalizar las leyes para prever el aborto y el matrimonio homosexual, contra el gobierno izquierdista de los Kirchner.

Pero por razones de ideología y ventajas comerciales, los medios de comunicación han presentado al Papa Francisco como ofrenda, para apaciguar al cristianismo, al contario que su predecesor, el Papa Benedicto XVI.

En la medida que este patrón ha seguido por mucho tiempo, ha habido una base cada vez mayor para creer que el mismo Papa ve una ventaja en explotar lo que los medios de comunicación necesitan para escribir sus titulares.

Una teoría es que, es dolorosamente consciente de la manera en que fue manipulada y distorsionada prácticamente cada intervención de su predecesor. Entonces, el Papa Francisco elige enfrentar a los medios liberales en su propio terreno, dejando pistas débiles, ambiguas, que pueden ser revisitadas mas tarde, engatusando así a losperiodistas para cambiar sus actitudes y agendas, mientras que en realidad está ofreciendo pequeñas pero seductoras piezas de cebo.

Una clave para entender al Papa Francisco puede ser el hecho de que ha sido durante mucho tiempo un admirador de don Luigi Giussani, fundador del movimiento católico Comunión y Liberación, que denunció el moralismo tradicional como “idolatría”, advirtiendo que la obsesión por ciertos temas era perjudicial a una verdadera comprensión del cristianismo.

Ciertamente, parece claro a partir de una observación más detenida de las declaraciones del Papa sobre las cuestiones morales, que las mismas tienen por objeto no tanto el cambio de las enseñanzas de la Iglesia, sino un llamado a la restauración de la perspectiva con respecto a los significados y las preocupaciones centrales de la cristiandad.

En una entrevista con La Civiltà Cattolica año pasado, el Papa Francisco expresó su impaciencia con la identificación del catolicismo solamente con ciertas cuestiones “morales”, en detrimento de los elementos “esenciales”.

“No podemos insistir únicamente en cuestiones relacionadas con el aborto, el matrimonio homosexual y el uso de métodos anticonceptivos”, dijo.

“Tenemos que encontrar un nuevo equilibrio; de otro modo, incluso el edificio moral de la Iglesia es probable que caiga como un castillo de naipes, perdiendo la frescura y la fragancia del Evangelio. La propuesta del Evangelio debe ser más simple, profunda y radiante. Es a partir de esta proposición que las consecuencias morales luego fluyen”.

Hasta ahora la estrategia de manejo de los medios de comunicación del Papa Francisco le ha preservado de enfrentamientos directos con los medios liberales y de izquierda, no se ha erosionado su imagen, y cada cosa que recogen los titulares de los medios suele ser de positivo a neutro, pero para nada eso implica que haya cambiado la doctrina de la Iglesia.(FOROSDELAVIRGEN)


martes 19 de

septiembre de 2017

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013