CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
La valentía de definir a los mafiosos “adoradores del mal”
21 - 06 - 2014 - PAPADOS - Francisco

No había pasado nunca que el Papa dijera públicamente, sin rodeos, que “los mafiosos están excomulgados”. El Papa Francisco lo ha hecho desde el púlpito, en una tierra de mafia. Después del viaje a la frontera de Lampedusa, tierra de llegada de refugiados e inmigrantes, después del aquel otro entre los desempleados de Cerdeña, un nuevo viaje italiano de Francisco a las periferias del país, a Calabria.

Es la “geografía” de un Papa que prefiere a los últimos y que ayer ha bajado hasta Cassano allo Jonio, para manifestar su cercanía a quien vive en una tierra plagada del crimen organizado y dar ánimos a quien espera señales de esperanza y de redención. En la cárcel de Castrovillari, Bergoglio ha querido abrazar al papá y a las dos abuelas de Cocó Campolongo, el pequeño de tres años quemado vivo en una emboscada de la 'ndrangheta, y durante la misa en la llanura de Sibari ha dejado de lado el texto preparado para la homilía diciendo que la “'ndrangheta es la adoración del mal y el desprecio del bien común”. Ha reiterado que “este mal va combatido y alejado”, ha invitado a la Iglesia ha trabajar más en este sentido. Ha dicho con fuerza que quienes siguen este camino, “los mafiosos, están excomulgados”.

No era la primera vez que Francisco hablaba de mafia. El pasado mes de marzo se reunió con los familiares de las víctimas de la mafia, durante el encuentro promovido en Roma por 'Libera', con don Ciotti. Entonces pidió a los “hombres y mujeres mafiosas” convertirse y cambiar de vida “para no acabar en el infierno”, que “es lo que les espera si continúan por este camino... El poder, el dinero que tenéis ahora fruto de tantos negocios sucios, de tantos crímenes mafiosos es dinero ensangrentado, es poder ensangrentado y no podréis llevároslo a la otra vida”. Esta vez el alegato, claro y fuerte, con referencia a la excomunión, es pronunciado por el Pontífice desde el altar de una tierra de mafia. Una elección que continúa con la del famoso anatema del papa Juan Pablo II en el Valle de los Tempos de Agrigento, en 1993. Para Bergoglio, no es una novedad respecto a los años de su episcopado en Buenos Aires. En 2009 don Pepe Di Paola, uno de los curas que había mandado como párroco a la “villa miseria” de Barracas, es amenazado de muerte por los narcotraficantes. El futuro Papa dijo al sacerdote: “Si debe suceder algo a alguno de los míos, quiero que me maten a mí”, lo alejó para protegerlo y lo defendió públicamente diciendo que la responsabilidad de los alegatos contra la 'malavida' y los narcos era suya, del arzobispo. “En el Evangelio están las respuestas para todos, también contra la 'ndrangheta”, ha dicho el obispo de Cassano y secretario de la Cei, Nunzio Galantino. Francisco hoy las ha recordado no solo a quien lucha para cambiar las cosas, sino también a aquellas “conciencias adormecidas” que terminan por ser cómplices.(VATICAN INSIDER)


jueves 21 de

septiembre de 2017

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013