CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Francisco: Con Dostoyevski, me pregunto: "¿por qué sufren los niños?"
14 - 04 - 2014 - PAPADOS - Francisco

«Sólo Cristo puede responder a este “escándalo”». Lo dijo el Pontífice a un grupo de personas que participaron en un congreso sobre cirugía oncológica: que los médicos se ocupen de curar a las personas, no solo las enfermedades

La tarea del médico es «curar a toda la persona: cuerpo, alma y espíritu, como decían con precisión los antigüos griegos». La enfermedad y la experiencia del dolor y del sufrimiento «no tienen que ver solo con la dimensión corporal, sino con el ser humano en su totalidad». Papa Francisco lo subrayó en una audiencia a los médicos, a quienes recordó «la exigencia de una cura integral» e invitó a reflexionar sobre «el dolor inocente», que debe ser visto con la mirada de Cristo. Volvió a citar la pregunta angustiada de Dostoyevski sobre el sufrimiento de los niños. El Pontífice concedió una audiencia hoy a las personas que participaron en el congreso “Cirugía digestiva, nuevas tendencias y revisión de los gastos”, promovido por la Universidad de La Sapienza de Roma y el Hospital Sant’Andrea.


«Para poder hablar de salud plena –dijo Bergoglio– es necesario no perder de vista que la persona humana, creada a imagen y semejanza de Dios, es unidad de cuerpo y espíritu. Los griegos –añadió– eran más precisos: cuerpo, alma y espíritu, es esa la unidad. Estos dos elementos se pueden distinguir pero no pueden ser separados, porque la persona es una sola. Por lo tanto, también la enfermedad, la experiencia del dolor y del sufrimiento, no están relacionadas solo con la dimensión corporal, sino con el ser humano en su totalidad. Por ello la exigencia de una cura integral, que considere a la persona en su conjunto y que sume a los cuidados médicos el apoyo humano, psicológico y social, pues el médico debe curar todo, el cuerpo humano, pero con una dimensión social y espiritual». «Y –añadió– el acompañamiento espiritual y al apoyo a los familiares del enfermo. Por ello -añad–ó recordando a Juan Pablo II– es indispensable que los agentes sanitarios “sean guiados por una visión integralmente humana de la enfermedad y sepan poner en práctica un enfoque completamente humano para el enfermo que sufre”».


La fraternidad con los enfermos, recordó el Pontífice, «nos abre a la verdadera belleza de la vida humana, que incluye también su fragilidad, para que podamos reconocer la dignidad y el valor de cada ser humano, en cualquier condición, desde su concepción hasta su muerte».


«Queridos amigos –recordó Francisco–, mañana comienza la Semana Santa, que termina en el Tridúo de la Pasión, la Muerte y Resurrección de Jesús. Aquí el sufrimiento humano es asumido profundamente y redimido por Dios. Por Dios-Amor. Solo Cristo da sentido al escándalo del dolori nocente. Muchas veces –añadió– me viene al corazón esa angustiada pregunta de Dostoyevski: “¿por qué sufren los niños?”; sólo Cristo puede responder a este “escándalo”, entre comillas. Ustedes también pueden dirigir su miarada hacia Él, crucificado y resucitado, al concebir cotidianamente su trabajo». Y, para concluir, Bergoglio recordó que «al pie de la Cruz de Jesús encontramos a la Madre adolorada, Ella es la Madre de la humanidad entera, y está siempre presente y cerca de sus hijos enfermos».(VATICAN INSIDER)


martes 19 de

septiembre de 2017

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013