CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Amy Coney Barrett: "Creo en el poder de la oración"
13 - 10 - 2020 - IGLESIA - Amťrica
Amy Coney Barrett compareció por primera vez ante el Senado que debe confirmar su nominación como nueva magistrada de la Corte Suprema de los EE.UU. En su discurso no dudó en dar testimonio de lo importante que es su familia y su fe. (Fuente: Infocatolica)

Barret dirigi√≥ un discurso ante los senadores en el que mostr√≥ la importancia que juega para ella su familia. ¬ęMi esposo Jesse y yo hemos estado casados ‚Äč‚Äčdurante 21 a√Īos. Ha sido un compa√Īero desinteresado y maravilloso en cada paso del camino... somos padres de siete maravillosos hijos¬Ľ. Entre esos hijos figura el m√°s peque√Īo ¬ęBenjam√≠n, que tiene s√≠ndrome de Down. Es el favorito un√°nime de la familia¬Ľ La futura jueza del Supremo evoc√≥ la memoria del juez Antonin Scalia, su mentor, cat√≥lico como ella, que falleci√≥ en febrero del 2016: Tambi√©n trabaj√© como asistente del juez Scalia y, como muchos estudiantes de derecho, cre√≠aque sab√≠a acerca de la justicia antes de conocerlo, porque hab√≠a le√≠do muchas de sus llamativas y accesibles opiniones. Sin embargo, m√°s que el estilo de sus escritos, fue el contenido del razonamiento del juez Scalia lo que me molde√≥. Su filosof√≠a judicial era clara: el juez debe aplicar la ley como est√° escrita, no como el juez quiere que sea. A veces, este enfoque implicaba obtener resultados que no les gustaban. Pero como dijo en uno de sus juicios m√°s conocidos ¬ęesto es lo que significa decir que tenemos un gobierno de leyes, no de hombres¬Ľ. Fiel a sus creencias La influencia de Scalia fue m√°s all√° de su labor como juez: ¬ęEl juez Scalia me ense√Ī√≥ m√°s que la ley. Era devoto de su familia, firme en sus creencias y sin miedo a las cr√≠ticas. Y cuando me embarqu√© en mi carrera como abogado, decid√≠ mantener la misma perspectiva. En nuestra profesi√≥n, existe una tendencia a tratar el ejercicio de la abogac√≠a como una actividad generalista, perdiendo de vista todo lo dem√°s. Pero esto hace que la vida sea superficial e insatisfactoria. Trabaj√© duro como abogada y como profesora; se lo deb√≠a a mis clientes, a mis estudiantes y a m√≠ misma. Pero nunca dej√© que la ley definiera mi identidad ni me quitara el resto de mi vida. Un principio similar tambi√©n se aplica al papel de los tribunales. Los tribunales tienen la responsabilidad vital de hacer cumplir el estado de derecho, que es fundamental para una sociedad libre. Pero los tribunales no est√°n dise√Īados para resolver todos los problemas o corregir todos los errores de nuestra vida p√ļblica. Las decisiones pol√≠ticas y los juicios de valor del gobierno deben ser realizados por ramas pol√≠ticas elegidas por el pueblo y responsables ante el pueblo. El p√ļblico no deber√≠a esperar que los tribunales hagan esto, y los tribunales no deber√≠an intentarlo¬Ľ La raz√≥n de aceptar el nombramiento Barret explica por qu√© acept√≥ el nombramiento de Trump: ¬ęCuando el presidente me ofreci√≥ este nombramiento, me sent√≠ profundamente honrada. Pero no era un puesto que haya estado buscando y lo pens√© detenidamente antes de aceptarlo. El proceso de confirmaci√≥n, y el trabajo de servir a la Corte si soy confirmada, requiere sacrificios, particularmente por parte de mi familia. Decid√≠ aceptar el nombramiento porque creo profundamente en el estado de derecho y en el lugar de la Corte Suprema en nuestra naci√≥n. Creo que los estadounidenses de todos los or√≠genes merecen una Corte Suprema independiente que interprete nuestra Constituci√≥n y nuestras leyes tal como est√°n escritas. Y creo que puedo servir a mi pa√≠s desempe√Īando este papel. La jueza Barrett concluy√≥ as√≠ su discurso: ¬ęComo reflexi√≥n final, se√Īor presidente, me gustar√≠a agradecer a los muchos estadounidenses de todos los √°mbitos de la vida que se han acercado a m√≠ con mensajes de apoyo desde mi nombramiento. Creo en el poder de la oraci√≥n, y ha sido alentador escuchar que tanta gente est√° orando por m√≠. Espero responder a las preguntas de la Comisi√≥n en los pr√≥ximos d√≠as. Y si tengo la suerte de ser confirmada, me comprometo a cumplir fiel e imparcialmente con mis deberes para con el pueblo estadounidense como jueza asociado de la Corte Suprema. Gracias¬Ľ.