CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Cardenal Decano: Francisco es un reformador convencido
19 - 02 - 2014 - VATICANO - Organismos

«Francisco ha suscitado una oleada extraordinaria de simpatía y afecto». Siendo el cardenal obispo más anciano, Giovanni Battista Re guió el Cónclave que eligió a Begoglio. A pocos días del Consistorio, el prefecto emérito de la Congregación para los Obispos y ex-responsable de la comisión pontificia para América Latina traza un balance muy positivo sobre el primer año de Pontificado de Francisco e indica cuáles son sus prioridades.

¿Cómo proceden las reformas del Pontífice?
Francisco es un Papa reformador convencido. Su primera reforma es la que ha emprendido con el ejemplo de un estilo de vida sobrio y simple. Comenzó a reformar la Curia, pero se trata de reformas que exigen tiempo y que deben ser estudiadas como el Pontífice lo está haciendo con los ocho consejeros cardenales.

¿Qué le parece este primer año de Bergoglio?
En todo el mundo Francisco goza de enorme simpatía y afecto. Su elección fue una sorpresa para la opinión pública y para los medios de comunicación. Doce meses después, los resultados saltan a la vista y son completamente positivos. Sobre todo en el sur del mundo, los seguidores de Bergoglio son muchísimos, aunque sus raíces italianas sean también evidentes, así como su devoción mariana. De hecho, el primer acto de su Pontificado fue la oración en la basílica romana de Santa María Mayor, para encomendar justamente su Pontificado a la protección de la Santísima Virgen.

¿Qué tanto cuenta la pastoral de la familia en la acción de Francisco?  

Es fundamental. El Papa sabe muy bien que la familia es determinante para mejorar a la sociedad y para garantizar un futuro seguro. Es en la familia en donde se transmite a la persona el patrimonio de fe y valores; por lo tanto la atención de Bergoglio hacia la familia es absoluta.

¿Espera cambios en la doctrina familiar?
No considero que sea posible reconsiderar la exclusión de los Sacramentos de los divorciados que han contraído nuevas nupcias. No se puede cambiar una situación objetiva. Oportunamente, Francisco llama la atención pastoral de la Iglesia hacia las personas que se encuentran en esta situación y que deben recibir ayuda para conservar la fe, para conducir una vida de oración y para participar en la misa dominical. El Papa se interroga sobre las cosas que hay que hacer para estar cerca de los divorciados que se han vuelto a casar y, de hecho, está estudiando la mejor manera para manifestar su cercanía.


¿Y es necesario también ajustar el Sínodo?
Evidentemente sí. Pablo VI lo creó como instrumento para favorecer una mejor colegialidad, pero es necesario que funcione mejor, por lo que el Papa hace muy bien cuando pide un cambio. No es fácil integrar a trescientas personas, y el Pontífice está absolutamente consciente de que se debe simplificar el funcionamiento del Sínodo.(Vatican Insider)