CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Arzobispo de París sobre la eutanasia
24 - 01 - 2020 - EMERGENCIA ANTROPOLOGICA - Vida

Mons. Michel Aupetit, arzobispo de París y médico de profesión antes de consagrar su vida al Señor, ha escrito un brillante artículo contra la eutanasia. El prelado francés recuerda que «la única dignidad humana está en ser amado hasta el final» y que «la única libertad del hombre está en amar hasta el final». (Fuente: Infocatolica)

Resulta conmovedor el grito de dolor de Job: «La vida del hombre en la tierra es un sufrimiento». Ni de noche ni de día encuentra la paz. ¿Tiene algún consuelo este pobre Job? Su esposa lo desprecia, porque lo ha perdido todo y está plagado de enfermedades. A sus amigos les gustaría consolarlo, pero no lo entienden. Incluso llega a desear la muerte: «¡Preferiría la muerte a mis sufrimientos!». ¡Es terrible!

¿Qué le queda? ¿El suicidio asistido? ¿Una solicitud de eutanasia por haber perdido su dignidad?

No, él le está hablando a Dios. ¡Esto es lo extraordinario! Si Job se dirige a Dios, es porque sabe que no ha perdido su dignidad, que todavía es digno de dirigirse a Dios. Sus compañeros lo juzgan indigno, pero él conoce la mayor dignidad del hombre que, más allá de las apariencias, le permite hablar con Dios.

Cuando no somos nada, el mundo piensa que ya no somos dignos de existir.

Cuando no somos nada, Dios nos da la dignidad de hablar con Él.

Cuando el mundo aboga por la muerte como solución a los problemas (por ejemplo, para el niño no deseado, el discapacitado o el viejo achacoso), Dios aboga por el amor.

Ante los grandes sufrimientos, la única respuesta digna es un gran amor.

Esa es la respuesta de Jesús. La suegra de Simón Pedro está enferma y Él la cura en lugar de abandonarla en su cama. Después, se entrega sin medida por aquellas pobres personas abrumadas por el sufrimiento, librándolas de sus males. Nunca olvida, sin embargo, la fuente del amor, que es su Padre, con quien se une por la noche en oración. Esta es la verdadera dignidad.

Hoy se nos habla de una muerte digna para justificar la eutanasia. Se usa la bella noción de dignidad para matar.

Mi padre, hasta sus 98 años, fue independiente, tenía muy bien la cabeza y estábamos muy orgullosos de él. En ese momento, sufrió una meningitis fulgurante que no lo mató, pero le produjo secuelas cognitivas. Aunque sus palabras ya no eran coherentes, nos reconocía y estaba feliz de vernos. Sus hijos nos turnábamos, para estar con él casi todos los días. Un año después, murió tranquilo, sonriendo, e incluso pudimos celebrar con alegría su cumpleaños unos días antes de su muerte.

La única dignidad humana está en ser amado hasta el final.

La única libertad del hombre está en amar hasta el final.

Este es el mensaje de Cristo, transmitido por su Palabra y por toda su vida. Por esto también exclamó San Pablo: «¡Ay de mí si no evangelizara!.»

Como cristianos, seamos mensajeros del evangelio del amor, no solo con nuestras palabras, sino ante todo con nuestra forma de vivir.


miércoles 26 de

febrero de 2020

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013