CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Santo Padre: la calumnia envenena al prójimo
16 - 02 - 2014 - PAPADOS - Francisco

 Hace frío en Roma, pero ello no es óbice para que la plaza de San Pedro vuelva a otorgar un impresionante referéndum favorable a Francisco. En un sentido Angelus  el Papa Francisco repasó el Sermón de la Montaña, especialmente respecto al cumplimiento de la Ley y el mandamiento del amor.

Miles de globos surcaron el cielo romano mientras el Papa pedía a los presentes desterrar de su vida las habladurías. "También las palabras pueden matar", subrayó el pontífice, quien reclamó a la marea presente que "si queréis ser santos, acabad con las murmuraciones, con las habladurías". Y dar primacía al amor, un amor "cuya única medida es no tener medida".

Frente a ello, toda ley, toda letra de la Ley, es interpretable. "El Señor no da importancia simplemente a la conducta exterior o al cumplimiento de una doctrina, él va a la raíz de la ley, dejando todo a la intención".

"No creáis que yo he venido a abolir la ley y los profetas, sino a dar plenitud", afirmaba Jesús. Y Francisco lo interpreta: "Jesús no quiere cancelar los mandamientos que el Señor ha dado a través de Moisés, sino que quiere llevarlos a su plenitud, y enseguida agrega que este cumplimiento necesita una observancia más auténtica".
"Él dice a sus discípulos: si no sois mejores que los escribas y fariseos, no entraréis en el Reino de los Cielos". Pero, "¿qué significa el pleno cumplimiento de la ley? ¿Y esa justicia superior, n qué consiste?", preguntó Bergoglio. "El mismo Jesús nos responde. Jesús era muy práctico. Siempre hablaba con ejemplos para hacerse entender. Y comienza con el quinto mandamiento: Habéis oído que se dijo a los antiguos, no matarás, pero yo os digo que todo el que esté enfadado con su hermano será procesado".

"Con esto Jesús nos recuerda que también las palabras pueden matar", clamó el Papa. "Cuando se dice que la persona tiene lengua de víbora, quiere decir que sus palabras matan. Por tanto, no solo es necesario atentar contra el prójimo, sino tampoco herirlo con el veneno de la calumnia. Ni siquiera hablar de él. Y aquí tenemos las críticas, los chismes, que matan la fama de las personas. La charlatanería mata la fama de las personas. Al principio, como un caramelo, puede ser divertido, pero al final nos envenena también a nosotros".

"Os digo la verdad: si uno de nosotros hace el propósito de evitar las habladurías, al final acabará siendo santo. ¿Queremos hacernos santos, sí o no? ¿Queremos vivir apegados a las habladurías, sí o no? Entonces, estamos de acuerdo. Nada de habladurías", proclamó desde la ventana Francisco, arrancando un aplauso abrumador.

"Jesús propone a quien lo sigue la profesión del amor, un amor cuya única medida es la de no tener medida, no tener cálculo. El amor al prójimo es una actitud fundamental, tanto que Jesús llega a afirmar que nuestra relación con Dios no puede ser sincera si no tenemos paz con el prójimo". Una paz que se sigue buscando hoy, y que antepone a cualquier otra cosa. "Es preferible dejar la ofrenda ante el altar para reconciliarte primero con tu hermano. Estamos llamados a reconciliarnos con nuestros hermanos antes de manifestar nuestra devoción al Señor en la oración".
"El Señor no da importancia simplemente a la conducta exterior o al cumplimiento de una doctrina, él va a la raíz de la ley -añadió-. Va a la intención, al corazón. No bastan las normas jurídicas, sino que es necesaria la sabiduría de Dios, la actitud. Nosotros a través de la fe en Cristo podemos abrirnos a la acción del Espíritu, que nos hace capaces de acceder a la luz divina".
Y al final, todo se concreta en el mandamiento nuevo: "Ama a Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a ti mismo".(Religión Digital)


martes 19 de

septiembre de 2017

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013