CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Obispo alemán
13 - 05 - 2019 - EMERGENCIA ANTROPOLOGICA - Otros

Un grupo de ‘católicas’ alemanas ha respondido a las palabras de Francisco contra el diaconado femenino con un movimiento, Maria 2.0, que ha convocado una ‘huelga de misas’ de siete días. El obispo de Osnabrück, Franz-Joseph Bode, aplaude esta llamada al pecado mortal. (Fuente: Infovaticana)

Las palabras de Su Santidad ante las superioras de órdenes religiosas de todo el mundo, con las que defraudó ‘in saecula’ las expectativas de quienes esperaban la constitución de un diaconado femenino, han tenido contestación inmediata en esa iglesia nacional rica y central que parece dominar el debate pastoral de un pontificado que se quiere atento a las periferias y las iglesias pobres.

Se trata del movimiento Maria 2.0, un grupo de ‘fieles’ católicas que quieren sacerdotisas, fin del celibato sacerdotal y la habitual panoplia de cesiones en moral sexual y que, a tal efecto, han convocado una ‘huelga’ de misas de siete días. Es decir, incluyendo el domingo. Dado que no se ha abolido la obligación grave de asistir a la misa dominical, eso supone directamente animar al pecado mortal.

Hasta ahí, nada demasiado raro para lo que se acostumbra: ritos fuera de las iglesias, sin sacerdotes, y abstenerse de los servicios dentro de las parroquias hasta el 18 de mayo en al menos 50 lugares para respaldar su llamado a que el Vaticano abra el sacerdocio a las mujeres y abandone el celibato.

No habrá asistencias a la misa y los comités, las tareas de la parroquia y las lecturas litúrgicas, tareas que suelen dejar a las mujeres que asisten regularmente a la iglesia. La protesta central se realizará al aire libre en Münster el próximo domingo. Los pataleos habituales de la disidencia alemana, una iglesia nacional que pierde fieles en una sangría imparable.

Lo escandaloso es que la iniciativa cuenta con el apoyo, siquiera tácito y por omisión, del episcopado alemán, cuyo órgano en Internet, Katholisch.de, ha publicado varios reportajes de propaganda sobre la demencial campaña, por no hablar del respaldo que le han dado numerosas parroquias en sus boletines.

Lo peor: el obispo de Osnabrück, Franz-Josep Bode, a quien le parece “bien” que se llame a las mujeres a incumplir con el precepto dominical. “Me gusta esta iniciativa porque quiere dar una señal de la necesidad de una mayor participación de las mujeres en la Iglesia”, ha dicho. Y, suponemos, renunciar a la Sagrada Eucaristía y cometer un pecado mortal es un procedimiento perfectamente lícito para un obispo católico. Claro que es Bode, partidario de esa misma ordenación de mujeres y de ‘bendecir’ en la iglesia las uniones homosexuales.


domingo 26 de

mayo de 2019

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013