CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
El Washington Post pide abiertamente la renuncia del Papa
24 - 08 - 2018 - PAPADOS - Francisco

El prestigioso diario americano ha pedido en sus páginas no solo que Wuerl, el Arzobispo de su ciudad, se retire por la gestión de los abusos clericales, sino también la renuncia del propio Francisco. Es, naturalmente, meterse donde nadie les ha llamado, pero es significativo que los aliados ‘mundanos’ de Su Santidad empiecen a darle la espalda. (Fuente: Infovaticana)

Que un diario pida la dimisión del Papa debería ser más o menos indiferente para el fiel católico, una mera curiosidad para la prensa generalista, por muy importante y prestigioso que sea el medio. Pero puede ser muy significativo: Cuando se trata de una cabecera, The Washington Post, que se ha distinguido en la alabanza a Francisco y sus ‘nuevos aires’, la cosa tiene mayor importancia.

De hecho, no es una exageración decir que los grandes medios de Occidente han sido, casi desde el primer día, grandes valedores de este pontificado. Los mismos grandes diarios y cadenas de televisión que tuvieron a Juan Pablo II y Benedicto XVI en su punto de mira, y no con las mejores intenciones, han saludado con extraordinaria simpatía la mayor parte de las iniciativas más sonadas de Francisco. Incluso fue Persona del Año de la prestigiosa revista TIME a poco de iniciar su andadura papal.

Francisco puede haber sembrado la perplejidad y cierta confusión entre los fieles, o un sector significativo de los fieles, pero sus preocupaciones y declaraciones más conocidas estaban magníficamente alineadas con lo que los medios occidentales tienen por lo común como dogmas de la modernidad: las excelentes relaciones con la ONU, el entusiasmo por la inmigración masiva, la alarma ante el Cambio Climático y su mal disimulada antipatía por ‘populistas’ como Trump o Salvini.

Incluso el hecho de que haya dejado de insistir en todo aquello que en la doctrina católica resulta intolerable para la opinión publicada, desde ese “aborto por el que los católicos no debemos obsesionarnos” hasta el abierto y ambiguo “¿quién soy yo para juzgar?” sobre la homosexualidad, pasando por sus nombramientos y simpatías, todo ha logrado que ‘el mundo’ le haya acogido casi con veneración.

Por eso es significativo y alarmante lo del WaPo. Después de todo, es el diario de la capital, la archidiócesis del malo principal de esta horrible pesadilla de abusos, el ex cardenal Theodore McCarrick, y ahora de uno de sus miñones, Donald Wuerl, citado numerosas veces en el informe del gran jurado de Pensilvania.

Encubrir el abuso de niños no puede dar buena prensa, es natural, y al Washington Post no le ha convencido la carta del Papa al Pueblo de Dios en la que confesaba “vergüenza y dolor”.

Se lee en el diario: “Este horror tiene autoría, y entre los muchos nombres del escándalo se encuentra el de Wuerl. Y con el ‘mea non-culpa’ de “todo el mundo tiene la culpa” del Papa Francisco del lunes, su nombre también está en la lista. Wuerl tiene que dimitir. Y la iglesia estaría mejor con dos papas retirados y un nuevo hombre absolutamente dedicado a apoyar a los reformadores, no a suprimirlos”.

Por otra parte, el periódico ensalza la actitud de dos prelados estadounidenses contra la pedofilia. Precisamente dos prelados que han sido ‘castigados’ por Bergoglio sin capelo, a pesar de ser un clamor para el catolicismo estadounidense: El arzobispo de Filadelfia, Charles Chaput, y el de Los Ángeles, José Horacio Gómez, el primero por haber hecho un excelente trabajo investigando a la Legión de Cristo y el segundo por haber sido implacable con su predecesor, el encubridor cardenal Mahony a quien el Papa ha rehabilitado y encomendado responsabilidades públicas desautorizando al propio Gómez.

Debe de doler. Nada de esto, repetimos tendría otra importancia que la anecdótica si la Iglesia hubiera mantenido con el mundo -en su sentido teológico- las distancias que antaño se consideraban normales, en lugar de haber pisado el acelerador del ‘aggionamento’ iniciado con el Concilio Vaticano II, buscando el Papa convertirse, a lo que parece, en un líder mundial en tantas cosas que exceden, con mucho, su ministerio petrino.


domingo 18 de

agosto de 2019

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013