CRISTO HOY
CRISTO HOY

   Sitios Recomendados
        El Vaticano
        Aica
        Rome Reports
        Noticias Vaticanas
  
Mensaje de solidaridad para la iglesia nicarag├╝ense
10 - 08 - 2018 - IGLESIA - AmÚrica

Padre Ángel, en Nicaragua: "El Papa nos pide que oremos, pero también que actuemos". "He visto al cardenal Brenes arrodillado, abrazando a los niños", sostiene el religioso. (Fuente: Periodistadigital)

Ha estado en todas partes del mundo, sobretodo en naciones asoladas por las guerras y el hambre. Un español que ya es casi universal. El padre Ángel García, mejor conocido en España como el padre Ángel, visitó Managua durante 48 horas, trayendo un mensaje de solidaridad de la Iglesia española para con los Obispos de Nicaragua.

El padre Ángel visitó al arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, en su casa de habitación. Se reunieron durante dos horas, y le entregó al primado nicaragüense una carta manuscrita, cuyo autor no es otro que Don Carlos Osoro Sierra, arzobispo de Madrid y uno de los hombres del Papa Francisco en España. Todo un símbolo de fraternidad y unión de la Iglesia, desde la península ibérica con la sufrida Nicaragua.

"Al Papa le duele la gente que sufre"

Padre Ángel y el cardenal Brenes salieron de la casa de habitación de este último, ubicado en el barrio occidental de Altagarcia, en Managua, para visitar un pequeño colegio católico subvencionado gestionado por la Iglesia Católica, "Casita Azul", ubicado en terrenos que alguna vez pertenecieron a la Nunciatura Apostólica, antes del terremoto que asoló la capital nicaragüense en diciembre de 1972.

El sacerdote español se quedó admirado de la forma en la que vive el arzobispo Leopoldo Brenes. Es un vecino más del barrio. Sin seguridad, sin carro oficial, sin palacio. En la persona del cardenal de Managua, pudo ver realidad uno de los lemas que tiene colgado en su siempre activa y misericordiosa Iglesia de San Antón de Madrid: Arrodillados solamente ante Dios y un niño.

Los niños del colegio abrazaban al hombre de pelo blanco y sotana negra. El cardenal le correspondía al cariño de los infantes, lanzándose al suelo para abrazarlos y darles cariño. Para el padre Ángel, emocionado, era todo un símbolo para él.
"Para mí, el cardenal es un testimonio muy especial. Ver dónde vive, ver que es un vecino más de este barrio, ver cómo los niños lo saludaban, ver cómo le querían y él se echaba al suelo para abrazarles. Uno se imagina a Cristo Jesús cuando dice: Dejad que los niños vengan a mí", dijo don Ángel ante los medios de comunicación.

Durante el encuentro del padre Ángel con los medios de comunicación, en plena calle y a mediodía, bajo la sombra de un árbol en una calle de la capital nicaragüense, el religioso recordó a los que sufren: Desde los migrantes que llegan en balsa a las costas españolas, hasta los que siguen sufriendo en Nicaragua debido a la represión gubernamental, e insistió en el don de la unidad de la Iglesia.

"Donde hay más sufrimiento allí ha estado la Iglesia actuando. Lo ha hecho con los leprosos, con los del ébola, con los del sida, ahora con los refugiados y dónde hay conflictos. La Iglesia es pionera y siempre ha dado la cara", decía el también ganador del Premio Príncipe de Asturias 1994, precisamente por el trabajo desarrollado por la ONG fundada y dirigida por él, Mensajeros de la Paz.

El Papa Francisco, también estuvo presente en el coloquio entre Brenes, el padre Ángel y los periodistas nicaragüenses. El religioso, párroco de San Antón, quién hace menos de 15 días estuvo con el Pontífice, manifestó que siempre está pendiente de los que sufren.

"Al Papa le duele la gente que sufre. Nos pide que oremos, pero también que actuemos", remarcaba padre Ángel. Precisamente, en Nicaragua esa Iglesia que reclama el Papa no sólo ha salido a exponer su vida para salvar manifestantes de las balas, sino que los templos se han hecho verdaderos hospitales improvisados para atender heridos durante las protestas.
IGLESIA NICARAGUENSE SIENTE RESPALDO MUNDIAL

El cardenal Leopoldo Brenes agradeció la visita del padre Ángel, al que calificó como un amigo, y dijo sentirse profundamente agradecido por el respaldo que ha tenido la Iglesia de Nicaragua de parte de Obispos y Conferencias Episcopales de todo el mundo, así como del mismo Papa Francisco.

"La visita (del padre Ángel) es un gesto de aprecio y comunión que estamos viviendo en este momento", remarcó el cardenal Brenes, quién aseguró que les fortalece el respaldo para seguir buscando los caminos más adecuados para encontrar una verdadera paz apara Nicaragua.

Brenes, así mismo, señaló que la amistad de tantos Obispos, sacerdotes y personalidades del mundo es un tesoro. "Hemos contado con el respaldo de la Iglesia europea, hemos tenido la presencia de la Iglesia de los Estados Unidos y toda la Iglesia latinoamericana. Es una cosa muy bonita para nosotros los obispos de Nicaragua, porque como dicen: encontrar un amigo es como encontrar un tesoro. Entonces tener la amistad de los obispos del mundo es un tesoro", finalizó Brenes.

MENSAJEROS DE LA PAZ AYUDARÁ AL PUEBLO DE NICARAGUA

En Nicaragua, padre Ángel relató a Religión Digital que visitó dos escuelas en zonas marginales de las barriadas de Managua, la escuela "Naciones Unidas" y el colegio de la iglesia evangélica Olivo, ambas con más de 300 alumnos cada uno.

Asímismo, adelantó que estará colaborando la escuela "Casita Azul Nuestra Señora del Pilar", ubicada a unos pasos de la casa del cardenal Brenes, y que "es como la niña de los ojos del cardenal", explicó. Dicha cooperación será ejecutada con un proyecto que realizarán en conjunto Mensajeros de la Paz y el Ayuntamiento de La Rioja; beneficiando a 200 niños.
TESTIMONIOS PRECIOSOS DE IGLESIA"

También, durante su estancia en el país, padre Ángel no dejó pasar la oportunidad para visitar la iglesia de Managua, símbolo de la represión del régimen orteguista.
La parroquia Jesús de la Divina Misericordia, una iglesia que solía congregar a feligreses de clase media-alta de la capital nicaragüense, y que fue utilizada como refugio tras el violento desalojo de los estudiantes atrincherados en la cercana Universidad Nacional, que protestaban contra el gobierno de Daniel Ortega, que se saldó con dos jóvenes fallecidos.

El ataque a la parroquia, dónde se resguardaban dos sacerdotes, unos doscientos estudiantes universitarios protestantes contra el gobierno, más periodistas y médicos voluntarios, resistieron más de 15 horas el ataque de las fuerzas paramilitares del gobierno.

En aquél día, Raúl Zamora, párroco, utilizó su vehículo para salir en medio de las balas, para ayudar a los jóvenes a desalojar la Universidad y refugiarse en la parroquia. "Es un cura valiente", dijo el padre Ángel.

Padre Ángel pudo contemplar de primera mano las balas que perforaron una imagen de Jesús de la Divina Misericordia, traída desde Polonia, y que no será restaurada, puesto que la Iglesia desea que quede como un prueba de lo que sucedió la noche del viernes 13 y madrugada del sábado 14 de julio, ya que el régimen orteguista ha negado con vehemencia haber atacado templos religiosos. "Son testimonios preciosos de Iglesia", finalizó el padre Ángel.


lunes 20 de

agosto de 2018

PEDI ESCULTURA


APOYA ENTRONIZACION

cristohoy.enargentina.com.ar    © 2013